Exgobernadora de Educación se desliga de compra de orquídeas

0
22

La arquitecta Carlota Martínez, pasada gobernadora del Ministerio de Educación, se desligó este jueves de la licitación para comprar orquídeas en esa institución y dijo que su única función fue tramitar las ordenes de los departamentos, con las autoridades correspondientes de la institución, a través de una carta aclaratoria que envió.

Martínez explicó que las funciones básicas de la Gobernación en el Ministerio de Educación son la Rehabilitación y Mantenimiento de los Espacios. Además, la Gobernación canaliza todos los requerimientos de las Direcciones, los cuales deben seguir los procedimientos administrativos establecidos en el Ministerio, para su aprobación y aprovisionamiento, a través de la Dirección Administrativa y de Compras.

“Por ello, debe estar perfectamente claro para ustedes, que son estas áreas, nunca otras, mucho menos la Gobernación, quienes deciden si se aprueba o no la solicitud, si hay o no presupuesto disponible para las mismas y quienes organizan y ejecutan los programas de licitaciones y compras a tales fines y efectos”, dijo Martínez en una carta.

Sobre el proceso de compras reitera que esa solicitud de compra pasó y fue aprobada por Esteban del Rosario, director administrativo, en fecha 27 septiembre 2020; Ricardo Pérez Vargas, director general de Compras y Contrataciones, en fecha 29 septiembre 2020; Cástulo Vidal Sánchez, director Financiero.

“Cada uno de ellos tenía capacidad y obligación de decisión sobre autorizar o no dicha solicitud que se le presentaba, mientras que yo, en mi condición de gobernadora, tenía la obligación de presentar para su aprobación la misma, lo cual ejecuté”, manifestó Martínez.

Agregó que el requerimiento de los arreglos de orquídeas, “como regularmente se habían realizado cada cierto tiempo”, se llevó a cabo dentro de la actual administración y los responsables de aprobarlo o no, lo entendieron viable, en su momento, y por ello, se abocaron al proceso de licitación, previo a la compra.

“Es muy cómodo, como ya no trabajo para el Minerd en la actualidad, lanzar estos comentarios que solo afectan a mi persona y reputación como profesional, cuando en el Ministerio existe una estructura establecida para hacer cualquier adquisición de bienes y servicios, de la cual, quien suscribe, nunca formó parte, ni tuvo injerencia. Para mi está claro, que, en su ánimo de eludir su responsabilidad, las actuales autoridades, comenzando por la Directora de Relaciones Públicas, pretenden manchar mi nombre, usándolo como chivo expiatorio de lo que ahora resulta una acción políticamente incorrecta”, dijo Martínez.