Obispo de Puerto Plata critica paro de médicos en hospitales

image-218488
PUERTO PLATA.- El obispo de Puerto Plata, Monseñor Julio César Corniel Amaro, criticó el paro de labores realizado por los médicos en los hospitales públicos del país, pero de inmediato fue reprendido por el presidente provincial del Colegio Médico Dominicano (CMD), quien acusó al purpurado de ser “un alcahuete del gobierno”.

Corniel Amaro tildó de inhumano el paro de médicos ya que a su juicio los más perjudicados con esas protestas son las personas pobres que acuden a los hospitales en busca de atenciones médicas y que con esas actuaciones los galenos incumplen el juramento Hipocrático que consiste en contribuir a salvar vidas.

Pero las declaraciones del prelado católico encontraron una fuerte repulsiva por parte del presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD) en Puerto Plata, doctor Johnny Rafael Tavarez Capellán, quien le recordó que nunca ha hablado sobre las críticas condiciones de los hospitales en esta jurisdicción.

“Este señor obispo anti pueblo, jamás ha hablado de las condiciones deplorables en que se encuentra el hospital Ricardo Limardo que tiene 6 años en huelga de insumos porque los médicos no tenemos nada que darle a los pacientes, no hay medicinas, la unidad de rayos X no funciona, el laboratorio opera con deficiencias, entre otras necesidades”, sostuvo Tavarez Capellán.

El representante del gremio médico en “La Novia del Atlántico” aseguro que el único servicio que funciona en el hospital local son los servicios por excelencia que son los recursos humanos que representan los médicos, enfermeras, bionalistas y personal paramédico, por lo cual lamento que al igual que el obispo Corniel Amaro, “el gobierno de Danilo Medina tiene muchos alcahuetes”.

Se recuerda que el obispo Monseñor Corniel Amaro, aseguró que lo más idóneo sería que el gremio médico suspenda el paro y retome el diálogo con las autoridades del Gobierno, aunque reconoció que a los gremios y otros grupos sociales les asiste derecho a protestar y a reclamar, pero que en este caso no deben ser los pacientes quienes paguen las consecuencias.

 

About the Author

Dejar respuesta