Los presidios brasileños, una antología de violencia que no cede

image-232420
BRASILIA (AFP).-Decenas de presos se amontonan en el pasillo de un penal de Brasil, formando una extensa fila que termina en una mesa servida prolijamente con 146 líneas de cocaína. Uno a uno, los reclusos las aspiran en medio de un clima de fiesta y ostentación.

Esas imágenes registradas con el celular de un interno y publicadas en las redes sociales son parte de una alucinante antología de videos difundidos en los primeros días de 2018, poco después del asesinato de nueve presos en una cárcel de Goias (centro) que volvió a sacar a la luz el descontrol del sistema penitenciario en Brasil.

El motín se desató el 1 de enero, exactamente un año después de la masacre de 56 internos en una prisión de Manaus, que inauguró un año regado de cadáveres en las cárceles.

Brasil tiene la tercera mayor población de presos del mundo: 726.712 internos, según los últimos datos oficiales de junio de 2016. Con edificios anacrónicos y superpoblados, escaso presupuesto y la mitad de los detenidos sin condena firme, el Estado fue perdiendo el control de los penales a manos de facciones de narcotraficantes.

Marcos Fuchs, director de la ONG Conectas, dedicada a velar por los derechos humanos, estima que el 75% de los centros de detención son manejados por el crimen organizado.

“Como el Estado no cuida a los presos, no cela por su salud y coloca más personas por unidad de las que debería, perdió el control. Y cuando se pierde el control aparece otro en paralelo”, dijo a la AFP.

“No hay escáneres corporales ni funcionarios entrenados, hay corrupción y tolerancia con celulares, alcohol y drogas. La consecuencia son esas imágenes hechas por los propios presos para que Brasil las vea”, añadió.

El ministro de Defensa, Raul Jungmann, reconoció el vacío de autoridad.

Y sabe de lo que habla. En 2017, el ejército incautó 10.882 armas en 31 prisiones que alojaban a 22.910 internos. Una cada dos presos.

“La mitad de la población carcelaria está armada. Es un absurdo incomprensible que maximiza las masacres y la violencia”, señaló.

About the Author

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta