Lo que dijo Leonel

image-238000
Muchos peledeístas aún no entienden porqué Leonel Fernández dijo lo que dijo en el encuentro del “ColectivoLF”.

Fui invitado a esa actividad por Franklin Almeyda y luego de presentar unas digresiones constitucionales me dediqué a escuchar la intervención del líder peledeísta. Confieso que me pareció más interesante la retrospectiva crítica del papel del liberalismo político en la historia dominicana y la conclusión que hizo, en el sentido de que en casi 200 años de vida republicana la única fuerza democrática que ha logrado legar una obra material en el ejercicio del poder ha sido el PLD. Lo demás ha sido un triste relato de presidencias efímeras ahogadas por las apetencias irrefrenables del conservadurismo.

Sin embargo, para los presentes y para una buena parte de quienes se enteraron por las redes sociales y los medios convencionales parece que tuvo más relevancia la alusión del exgobernante al infausto episodio del derrocamiento del presidente Horacio Vásquez y el advenimiento de la dictadura de Trujillo como consecuencia de los afanes reeleccionistas del viejo caudillo mocano.

Por una especie de asociación atávica, fueron muchos los que dieron el brinco al momento actual e hicieron paralelismos con la posibilidad de un segundo intento de “manipulación constitucional” para sacar del sarcófago el nefasto fantasma de la reelección.

Quienes así razonan nocomprenden el pensamiento de Leonel Fernández.Leonel ha respetado históricamente la Constitución, si no analicen las dos oportunidades que tuvo (años 2000 y 2012) para manejarla en su antojo, como un pedazo de papel, y retener el poder, y no lo hizo.

Leonel sabe que la democracia no se concibió para el mantenimiento del poder en manos de un solo individuo. La democracia se hizo para neutralizar esa irremisible pretensión de eternizarse en el poder. Popper decía que el rasgo definitivo de la democracia es la posibilidad de sacar a alguien del poder.

Hago la precisión porque el poder envicia y hace concurrir en los mismos despropósitos a los mandamases y a quienes viven de su cobijo.

Bertrand Russell escribió que la democracia representativa era la mejor forma de gobierno, pero hizo la salvedad de que es así “para quienes poseen la tolerancia y el autodominio necesarios para hacerla operativa”, con lo cual se refería que que ninguna democracia funciona si los que detentan el poder no se resisten a hacer todo lo que el poder les permite.

Stalin nunca entendió porqué Churchill abandonaba pacíficamente el poder después de haber ganado la Segunda Guerra Mundial. Churchill sabía algo que Stalin nunca entendió: el caudillo y la democracia no son compatibles. No importa que el caudillo haya sido elegido democráticamente, un presidente democrático siempre corre el riesgo de caer en caudillismo.

 

Autor: Namphi Rodríguez

About the Author

Noticias Relacionadas