Cuentas congeladas a expresidente Toledo suman menos de 50,000 dólares

Publicado el 03 Mar 2018
Comment: Off

image-239980
Lima (EFE).- Las cuentas bancarias congeladas al expresidente peruano Alejandro Toledo (2001-2006), investigado por presunto lavado de activos, suman menos de 50,000 dólares, según una rectificación hecha este viernes por el Poder Judicial de Perú a una información difundida con anterioridad por esta entidad.

El Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional de Perú ordenó el congelamiento de cuatro cuentas bancarias de Toledo, denunciado por un supuesto soborno entregado por la empresa brasileña Odebrecht, que ascienden en total a unos 47.000 dólares, y no a casi un millón de dólares como indicó una nota de prensa del Poder Judicial difundida horas antes.

El juez Santos Benites declaró fundada la ampliación de convalidación de medida de congelamiento administrativo de fondos del exmandatario (2001-2006) dispuesta por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

Esta medida fue solicitada por la UIF para evitar que las cuentas bancarias de Toledo sean puestas fuera del alcance de las autoridades peruanas “abocadas a investigar y sancionar presuntos actos de corrupción en el caso de la licitación de la Carretera Interoceánica”, precisó el Poder Judicial.

Las fondos congelados de Toledo corresponden a las cuentas en el banco Scotiabank por 809 dólares, en el Banco de Crédito del Perú por 120 dólares, otra en la misma entidad por 147.653,67 soles (45.431 dólares), y una cuenta por 2.399,87 soles (738 dólares) en el Banco de la Nación.

De acuerdo al Ministerio Público (Fiscalía), existen elementos indiciarios que involucran a Toledo en la comisión del delito de lavado de activos relacionados con las transferencias de sumas de dinero provenientes de actos de corrupción (sobornos y tráfico de influencias).

Según la denuncia fiscal, el exgobernante ofreció al exrepresentante de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, ganar la licitación de la carretera Interoceánica a cambio de un aporte ilegal de 35 millones de dólares, de los cuales le fueron abonados de manera escalonada alrededor de 20 millones de dólares, a través de cuentas de empresas de su amigo Josep Maiman.

Toledo tiene una orden de detención preventiva desde hace un año, pero el trámite se ha entrampado en Perú antes de llegar a las autoridades judiciales de Estados Unidos, donde el exmandatario reside desde que dejó el gobierno en 2006.

La resolución del magistrado Benites se emitió después de que la Sala Penal de Apelaciones Nacional ordenó un reexamen sobre el requerimiento de la UIF, aceptado inicialmente por el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional, a cargo del juez Richard Concepción Carhuancho.

El abogado de Toledo, Roberto Su, afirmó que hay una persecusión política contra el exmandatario y que el monto congelado corresponde a su fondo de pensiones que es inembargable.

El miércoles pasado, Barata reiteró en declaraciones a fiscales peruanos que Odebrecht hizo aportes a las campañas electorales de Alejandro Toledo, Alan García, Keiko Fujimori, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski en los comicios de 2006 y 2011, según informaron los medios locales.

En el caso de Toledo, Barata dijo haberle entregado 700.000 dólares en la campaña de 2011, a través de su exjefe de seguridad Avi Dan On, implicado igualmente en la denuncia por el soborno de 20 millones de dólares para otorgar la adjudicación de la carretera Interoceánica a la constructora brasilera.

About the Author

Noticias Relacionadas