El PIB alemán se ralentiza en el primer trimestre por el comercio exterior

Publicado el 15 May 2018
Comment: Off

image-250042
BERLÍN (Reuters) – El crecimiento económico alemán se desaceleró algo más de lo esperado en el primer trimestre del año debido a la debilidad del comercio exterior, según datos publicados el martes, pero los analistas consideran que se trata de un bache temporal y pronostican que la mayor economía de Europa acelere de nuevo el ritmo

La economía alemana creció un 0,3 por ciento en los primeros tres meses del año, la tasa más baja desde el tercer trimestre de 2016, tras expandirse un 0,6 por ciento en los últimos tres meses del año pasado, según datos preliminares de la Oficina Federal de Estadísticas.

Los economistas auguraban de media un crecimiento del 0,4 por ciento, con pronósticos que iban desde el 0,2 por ciento al 0,5 por ciento en una encuesta de Reuters a 34 economistas.

Aun así, se trató del décimoquinto trimestre consecutivo de expansión en la economía más grande de Europa, el período más largo de crecimiento ininterrumpido desde la reunificación alemana.

“¿Es una pausa o un cambio de dirección? Para nosotros, la respuesta es clara: se trata solo de un bache breve”, dijo el analista de DekaBank Andreas Scheuerle, quien señaló que continúa la fortaleza de la demanda extranjera y la actividad doméstica, debido a unos niveles de empleo récord y al aumento de los salarios reales.

“Sin embargo, esto no debe ocultar el hecho de que han aumentado los riesgos para las perspectivas económicas, en gran parte debido a las aspiraciones neoproteccionistas y la política de sanciones del gobierno de EEUU”, dijo Scheuerle.

La oficina de estadísticas dijo que las contribuciones positivas en el primer trimestre provinieron principalmente de la demanda interna, mientras que el comercio exterior fue débil.

“La inversión aumentó drásticamente, con una inversión significativamente mayor en construcción, pero también en equipamiento”, dijo el instituto estadístico. El gasto de los hogares aumentó ligeramente.

En términos interanuales, la economía alemana creció un 2,3 por ciento ajustado por calendario en el primer trimestre, mostraron los datos. Este incremento fue algo inferior al pronóstico de consenso del 2,4 por ciento.

La oficina también confirmó un crecimiento anual del PIB del 2,2 por ciento en 2017, que se tradujo en una tasa ajustada por calendario del 2,5 por ciento. Se trata del ritmo más fuerte desde 2011.

Los economistas también han culpado a la desaceleración en el primer trimestre de una epidemia de gripe, un número inusualmente alto de huelgas y un número de días festivos superior a la media.

About the Author

Noticias Relacionadas