Venezuela: hambre y desesperanza golpean campaña electoral

image-250451

En esta foto del 11 de mayo de 2018 Vaceliza Villa sostiene una bolsa de pellejos de pollo crudo en un mercado callejero mientras un bullicioso acto de campaña desfila en Caracas, Venezuela. (AP Foto / Fernando Llano)

CARACAS (AP) — En una bulliciosa y estrecha calle de la barriada caraqueña de Petare una mujer se detiene frente a un puesto que vende pellejos de pollo. Para ella, como para muchos otros venezolanos, éste es el último recurso para alimentarse en medio de la brutal crisis que golpea al país.

La campaña para las elecciones presidenciales del domingo no ha logrado atraer a los miles de venezolanos que están más abrumados por conseguir comida y medicinas que por votar.

Mientras Vaceliza Villa, una desempleada de 47 años, gasta sus últimos ahorros en alimentos para ella y su hija de seis años, otra mujer se monta en un vehículo con un megáfono e invita a los transeúntes a votar por un candidato opositor. Y aunque podría parecer imposible que los venezolanos que viven un día a la vez puedan pensar en el futuro político de su país, la mujer grita “la esperanza está en el cambio”.

El llamado pasa inadvertido para Villa y cientos de transeúntes que al atardecer corren presurosos a las ventas callejeras. Mientras tanto, decenas de motocicletas y pequeños buses atestan la vía de uno de los mayores barrios de Caracas que fue escenario de los cierres de campaña del candidato independiente Henri Falcón, principal rival del presidente Nicolás Maduro, y del pastor evangélico Javier Bertucci.

“Poco me importa lo que pase el domingo con las elecciones porque mi única prioridad es cuánto me va rendir esto”, afirmó Villa a The Associated Press mientras sostenía una bolsa de un kilo de pellejos de pollo que comerá con su hija durante una semana junto con algo de yuca.

Villa admitió que no le ha prestado atención a la campaña que culmina el jueves y es considerada la más cuestionada de la historia reciente de Venezuela debido a señalamientos de poca transparencia y falta de imparcialidad de las autoridades electorales, según un reciente informe de la organización Observatorio Electoral Venezolano.

Pese a las críticas locales e internacionales y los llamados de la Iglesia católica para que se suspenda la votación para hacer frente a la crisis, Maduro -que figura como favorito- ha descartado la postergación.

El mandatario izquierdista de 55 años -que se considera heredero político del fallecido presidente Hugo Chávez- ha salido en defensa del Consejo Nacional Electoral, controlado por el oficialismo, y el sistema electoral asegurando que es el “más completo y perfecto” del mundo.

About the Author

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta