Pelegrín ve en RD persiste política errónea sobre Haití

Publicado el 16 Jun 2018
Comment: Off

image-254361
Santo Domingo.-El doctor Pelegrín Castillo dijo el sábado que “las autoridades dominicanas persisten en una política errónea y peligrosa” para enfrentar el problema haitiano.

Advirtió que los problemas que plantea Haití como Estado fallido no se pueden enfrentar con el deficiente y contraproducente enfoque de política exterior y de fronteras del Gobierno dominicano, esbozado en el Plan Laredo, que no responde a los intereses nacionales.

El pasado jueves el canciller Miguel Vargas Maldonado afirmó que el estímulo del desarrollo socioeconómico en la frontera domínico-haitiana que impulsa el Ministerio de Exteriores, es una de las medidas más efectivas para contribuir con el bienestar de los dos países.

“Entendemos que de lo que se trata es de crear un mejor ambiente para el desarrollo, que permita que los ciudadanos, en vez de emigrar, encuentren allá el incentivo necesario para progresar y hacer florecer a esa demarcación”, explicó el ministro de Relaciones Exteriores.

El exministro de Energía y Minas señaló que las autoridades “se hacen los suecos”, y persisten en enfrentar ese enorme desafío con recetas impuestas desde el exterior por poderes extranjeros, mientras dejan de lado las cuestiones medulares que amenazan la convivencia en la isla.

Dijo que la ocupación progresiva del territorio dominicano, la fragmentación etnodemográfica y los ataques a su soberanía con el desconocimiento de las decisiones del Tribunal Constitucional en materia de nacionalidad y migración, son asuntos medulares que deben ser atendidos por las autoridades.

“Los gobiernos dominicanos han optado por asumir complacientemente el rol de Estado pivote y zona de amortiguamiento de la crisis haitiana para ensayar la falsa solución dominicana.

“Eso no contribuye a que Haití se levante y avance, y en cambio, nos envuelve en unos escenarios muy peligrosos. A los únicos que les conviene el actual esquema es a las potencias y los organismos internacionales”, enfatizó Castillo.

Cuestionó que se esté hablando de implementar un Acuerdo de Laredo que no se conoce públicamente y que no ha sido remitido al Congreso, cuando además la experiencia demuestra que Haití no cumple con sus obligaciones más elementales de reconocer y documentar a sus nacionales ni respeta el Acuerdo de Washington del 1938 y el Modo Operandi de 1939.

“Hace años que planteé a la cancillería dominicana la fórmula de la construcción de hospitales en Haití, pero dentro de un esquema integral y serio de corresponsabilidad, no de protagonismo y principalía, que involucre sobre todo a los haitianos y las potencias, porque Haití lo que precisa es un esquema de reconstrucción nacional en todos los órdenes, para que sea sostenible. Si RD construye, también deben hacerlo en mayor proporción USA, UE, Canadá, América Latina, África, China. La solución no es que nos den los recursos a nosotros para que gestionemos esa crisis”, expresó Castillo.

Explicó que la Comunidad Internacional nunca asumirá sus responsabilidades con Haití mientras tenga la expectativa de la solución dominicana.

Advirtió de los peligros de que termine culpando a los dominicanos del desastre de Haití, ” ahora estamos comprobando, con el caso del senador Bautista y su inclusión en la lista de corrupción transnacional, lo que advertimos después del terremoto: de que la suma de fracasos y latrocinios de la Comunidad Internacional en la crisis de Haití sería endosada a República Dominicana”.

About the Author

Noticias Relacionadas