Expresidente Mesa anuncia “lucha sin cuartel” contra la reelección de Morales

La Paz (EFE).-El expresidente boliviano Carlos Mesa (2003-2005) anunció hoy una “lucha sin cuartel” contra la reelección del actual mandatario, Evo Morales, tras considerar que un proceso judicial abierto en su contra forma parte de una “estrategia de demolición” para apartarlo como posible candidato.

En un video publicado en su canal Youtube, que estrenó hoy, el exgobernante manifestó su “compromiso como ciudadano” para dar “una guerra sin cuartel” e “imponer” el resultado de un referéndum de 2016 que negó la posibilidad a Morales de presentarse a futuras elecciones.

“Yo me comprometo de manera firme, de manera clara, de manera sólida a estar con ustedes a entregar todos mis esfuerzos para la defensa del voto del 21 de febrero (de 2016) y la soberanía popular”, recalcó el exmandatario.

El 21 de febrero de 2016 se celebró un referéndum que consultó a la población sobre la posibilidad de reformar la Constitución y así se permita al presidente boliviano presentarse a nuevos comicios.

La respuesta de la mayoría de los electores fue negativa y Morales consideró que la población acudió a la consulta engañada por una campaña de la oposición que sacó aspectos de su vida personal.

Sin embargo, un fallo del Tribunal Constitucional del país emitido el año pasado habilitó la nueva candidatura de Morales, bajo el argumento de que tiene el derecho de ser elegido y el pueblo de elegirlo.

Al respecto, Mesa denunció una “estrategia de demolición política” en contra suya, puesto que el Gobierno, según consideró, lo ve como “un rival político” para las elecciones del siguiente año.

“El Gobierno quiere electoralizar este momento de la política boliviana”, dijo Mesa y anticipó que no seguiría el juego del oficialismo.

El exmandatario, que además es el vocero de la demanda que su país sostiene contra Chile, fue acusado por las autoridades bolivianas como principal responsable de un laudo de un tribunal internacional adverso al Estado boliviano.

Esta semana, la Fiscalía boliviana presentó ante el Tribunal Supremo de Justicia un requerimiento para enjuiciar a Mesa por ese caso.

El proceso se remonta a 2004, cuando fueron revocadas concesiones mineras a la empresa con mayoría de capital chileno Non Metallic Minerals, socia de la chilena Quiborax, durante el Gobierno de Mesa.

Estas firmas presentaron una controversia ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi), una entidad dependiente del Banco Mundial, que a finales de mayo cerró el caso a favor de las demandantes, al entender que la revocación no se ajustó a la ley.

El Estado boliviano firmó en junio un acuerdo para compensar a ambas empresas por unos 42,6 millones de dólares, una cantidad algo menor a la multa establecida por el Ciadi.

Mesa denunció que los pasos que siguió su Gobierno fueron los adecuados, mientras que apuntó al exprocurador del Estado y actual ministro de Justicia, Héctor Arce, junto a otros funcionarios gubernamentales de sostener una débil defensa de los intereses del país, entre otras irregularidades.

Si bien el exmandatario ha anunciado una lucha contra la reelección del presidente Morales, no se ha referido a la posibilidad de presentar su candidatura para las elecciones de 2019.

About the Author

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.