Conocerán el lunes coerción contra policía municipal mató hombre en la Kennedy

0
1
Santo Domingo.-La Fiscalía del Distrito Nacional solicitó prisión preventiva en contra de un sargento de la Policía Municipal del Distrito Nacional, acusado de ultimar a un hombre que intervino en una discusión de agentes con limpiavidrios, hecho ocurrido en la avenida Los Próceres con John F. Kennedy.

El Ministerio Público pidió al Juzgado de Atención Permanente de esa jurisdicción imponer prisión preventiva como medida de coerción en contra de Ángel Ogando Ogando, recluido en la cárcel preventiva del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.

De inmediato el tribunal fijo para el próximo lunes 23 la vista de la medida a fin del que el abogado del imputado prepare su medio de defensa.

Conforme a la solicitud de la medida de coerción el 18 de julio, en el parque Temático, ubicado en la avenida Los Próceres con John F. Kennedy, el sargento municipal voluntariamente mató a Mariano Figueroa de Paula, realizándole un disparo en la cabeza con un arma de fuego tipo escopeta, calibre nueve milímetros.

El hecho ocurrió, señala, mientras una unidad de la Policía Municipal compuestas por el sargento Ogando y los rasos José Manuel Lorenzo Paula, Dionisio Gómez Valdez Y Ruddy Alberto Rosario Sánchez, dirigidos por el capitán de las Fuerzas Armadas, Miguel Aladino Mancebo Pérez, se encontraban realizando labor de patrullaje municipal recogiendo a las personas que se dedican a limpiar vidrios en la zona, originándose un forcejeo entre dichos agentes y Johnny García de León, quien realiza labores de limpieza y se negaba a ser conducido.

En esas circunstancias, los policías municipales trataban de someter a la obediencia y montar en la unidad móvil a García de León y Figueroa de Paula intervino en su defensa.

En ese momento es justo cuando el imputado Ogando logró despojar al capitán Mancebo Pérez del arma de fuego que tenía en sus manos y sin mediar palabras realizó un disparo en la cabeza a Figueroa de Paula, solo por el hecho de que la víctima trataba de impedir que golpearan a  su compañero.

Tan pronto ocurrió el hecho, el capitán Mancebo Pérez condujo al imputado hasta el destacamento del kilometro nueve de la autopista Duarte, donde infirmó lo sucedido al oficial del día, haciéndole entrega del arma y procediendo dicho oficial a la detención del imputado.