Abinader invita a todos los sectores a lograr Plan Nacional de Competitividad hacia el Sueño Dominicano

0
50

Santo Domingo.- El presidente Luis Abinader presentó este miércoles lo que denominó como uno de los más importantes proyectos de transformación en toda la historia del país: El Plan Nacional de Competitividad hacia el Sueño Dominicano.

A tales fines, dijo que encomendó al Consejo Nacional de Competitividad un espacio de concertación con los diferentes sectores de la nación, para definir el plan que deberá ser presentado el próximo 27 de febrero.

Adelantó que la propuesta implica la lucha firme contra la burocracia excesiva, la cual se abordará a través del plan de “Gobierno Eficiente y Burocracia Cero”, anteproyecto que entregó a los presidentes del Senado, Eduardo Estrella, y de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco.

Abinader invitó a los partidos políticos, empresarios, trabajadores, organizaciones no gubernamentales, iglesias de todas las corrientes, a formar parte activa en la definición de esta ruta hacia un mejor futuro.

Hizo extensiva la invitación a universidades, medios de comunicación, instituciones multilaterales, financieras y de cooperación presentes en el país.

“Vamos a transformar a la República Dominicana en un orgullo para todos y un ejemplo para el mundo”, expresó el mandatario, quien estuvo acompañado de la vicepresidenta de la República, Raquel Peña.

Durante el acto el presidente Abinader firmó el decreto 640-20 mediante el cual instruye al Consejo Nacional de la Competitividad a elaborar, articular y coordinar la Estrategia Nacional de Competitividad.

Abinader observó que para lograr la meta es necesario vencer las trabas regulatorias, la independencia de la justicia, la impunidad ante la corrupción y, principalmente, las ineficiencias, tanto del gobierno como del sector privado.

Sostuvo que el país arrastra en su historia una fuerte debilidad institucional, la que impide superar las barreras para elevar los niveles de productividad y competitividad que llevan al desarrollo y al bienestar de todos.

A este cuadro, agregó, se han sumado los grandes obstáculos generados por la pandemia.

“Hoy comenzamos esta profunda transformación, y nos atrevemos a soñar, con ilusión y optimismo, pero con los dos pies sobre la tierra”, indicó.

Significó que el proyecto estará alineado con la Estrategia Nacional de Desarrollo y debe sustentarse en las ventajas competitivas que posee la República Dominicana.

Consideró que la estrategia debe ser capaz de anticipar los retos en la era del Covid y por el surgimiento de la cuarta revolución industria.

En el acto celebrado en el Palacio Nacional, participaron importantes funcionarios del gobierno y el liderazgo empresarial del país.

Sigmund Freud, director general de Alianzas Público Privada, presentó los proyectos de ley necesarios para materializar los cambios procurados.
Mientras que el director del Consejo Nacional de Competitividad, Peter Prazmowski, resaltó que hoy se empieza a desarrollar una nueva estrategia basada en una metodología rigurosa de priorización, y bajo el consenso de los distintos actores de la sociedad.

Construir país

“Hoy los invito a soñar con un mejor país, pero también los invito a construirlo; fijando una ruta crítica con metas claras y ambiciosas, y con fechas precisas para su implementación”, exhortó el gobernante.

Pero soñar, advirtió, no significa quedarse esperando a que las cosas sucedan, sino armarse de valor para decidir que este es el momento de cambiar.

Consenso

El presidente dijo que al pueblo noble, capaz y trabajador, que somos le ha faltado la capacidad de diálogo honesto y del consenso.

“Nos queda pendiente la tarea de poner los intereses individuales a un lado y asumir el gran compromiso de transformar sueños en realidades”, precisó.

Puntos fundamentales
Planteó la necesidad de resolver las deficiencias de las infraestructuras esenciales para el país, como son la energía, el suministro de agua potable, la interconectividad nacional, el transporte terrestre y marítimo y reponer el deterioro del capital físico existente.
Se debe convertir el 4% a la educación en un sistema educativo moderno y de calidad, que forme ciudadanos y ciudadanas con pensamiento crítico y que desarrolle talentos que puedan impulsar el crecimiento sostenible del país.

Igualmente, fortalecer el sistema de salud, de manera que, cuando se logre el objetivo trazado de brindar un seguro de salud universal, los asegurados puedan acceder a un sistema sanitario de clase mundial.

“Trabajaremos para superar las numerosas trabas que enfrentan los diferentes mercados que coexisten en el país, entre los que se encuentra el de bienes y servicios, el turístico, de exportaciones, el financiero, y el laboral”, citó el presidente.

Indicó que otro de los retos, es lo relativo al salario promedio del país, el que se encuentra muy por debajo de la media regional.

“Pero si logramos nuestro plan de gobierno, priorizamos los obstáculos e implementamos una estrategia de competitividad definida por todos, este nivel de ingreso podría experimentar un salto significativo”, subrayó.

Asfixia fiscal
El presidente manifestó que esta estrategia debe liberar a la República Dominicana de la asfixia fiscal y de una gran desproporcionalidad tributaria que incide adversamente en el funcionamiento de los mercados, fomentando la informalidad y el drenaje fiscal.

Manifestó que se requiere revisar las distorsiones que los impuestos y subvenciones imponen al funcionamiento de las personas y empresas del país.

Además, dijo que cuando se afecta el desarrollo de nuevos emprendimientos, el incentivo a la creación de nuevos empleos de calidad, y al fomento de la innovación.
Participantes
Participaron en la actividad los empresarios Ligia Bonetti, Pedro Brache, Fernando Capellán, José Miguel González, Manuel Grullón, Luis Molina Achécar, Frank Rainieri y Manuel Tavares.

Además, Felipe Vicini, Guillermo Estrella, Alejandro Peña, Aylette Goris, Rita Pilar Soriano, María Alejandra Tavárez, Adagel Grullón, Laura del Castillo, Leslie Guerrero, Ámbar García Mena y Jeffrey Rodríguez.
Por el gobierno también asistieron los ministros, de la Presidencia, Lisandro Macarrulla, de Relaciones Exteriores, Roberto Álvarez; de Hacienda, José –Jochi- Vicente; de Trabajo, Luis Miguel Decamps; Industria, Comercio y Mipymes, Víctor (Ito) Bisonó; Economía, Planificación y Desarrollo, Miguel Ceara Hatton.

Del mismo modo, Antoliano Peralta, consultor jurídico del poder Ejecutivo; José (Neney) Cabrera, ministro sin cartera y los directores de Impuestos Internos, Luis Valdez; de Aduanas, Eduardo Sanz Lovatón, y de ProDominicana, Biviana Ribeiro.