Acusan a Cheetah Mobile de fraude publicitario de varias aplicaciones

0
5

REDACCIÓN INTERNACIONAL (AGENCIAS).- Siete populares aplicaciones de Cheetah Mobile y una de Kika Tech se encuentran en el punto de mira por presunto fraude publicitario masivo. En particular, las empresas chinas están acusadas de explotar los permisos de los usuarios en sus apps para ganar dinero de manera deshonesta en publicidades, según lo ha reportado la compañía analítica Kochava.

Entre las aplicaciones destacan Clean Master, CM File Manager, CM Launcher 3D, Security Master, Battery Doctor, CM Locker, Cheetah Keyboard y la app Kika Keyboard, contaron en Kochava a BuzzFeed News. En conjunto suman más de 2.000 millones de descargas.

Según Kochava, al descargar una de estas dichas aplicaciones, el usuario tiene que dar ciertos permisos. Una vez instalada, la app de Cheetah Mobile monitorea otras descargas, usando después estos datos para alterar los flujos de clics y crear la impresión de que el usuario descargó una app externa al hacer un clic en un anuncio ubicado en la aplicación perteneciente a Cheetah Mobile. De este forma, la empresa se atribuye a sí misma el mérito de generar descargas y gana el dinero que pagan los desarrolladores por la publicidad efectiva.

Por su parte, las empresas desarrolladoras de las aplicaciones pagan a menudo desde 50 centavos hasta tres dólares por los anuncios efectivos incorporados en otras apps que consiguen una descarga de su aplicación.

“Es un robo, no hay otra forma de decirlo”, declaró un analista de Kochava a BuzzFeed.

Mientras las principales víctimas del esquema son desarrolladores de las aplicaciones, que pierden dinero por la publicidad para promover su producto digital, los usuarios de las apps podrían enfrentarse con un aumento de la transmisión de datos y la rápida descarga de la batería de móvil.

La empresa china ha salido al paso de la polémica con un comunicado en el que niega el fraude y subraya que no puede controlar las plataformas de publicidad de terceros. “La compañía no tiene la intención ni la capacidad de dirigir dichas plataformas publicitarias para participar en las supuestas ‘inyecciones de clics’”, reza el comunicado.

Por su parte, Kika Tech respondió a BuzzFeed que, de momento, está investigando el caso, precisando que si realmente se ha creado un esquema semejante, se llevó a cabo sin el conocimiento de la compañía.

Dejar respuesta