Aduanas desmantela red que importaba y ensamblaba vehículos cortados

0
30

SANTO DOMINGO.-La Dirección General de Aduanas, en combinación con la Dirección de Impuestos Internos, así como representantes del Ministerio Público y la Policía Nacional buscan en el país a los cabecillas de una mafia que se dedica a la importación de vehículos cortados para comercializarlos en la República Dominicana.

La búsqueda empezó con el desmantelamiento de la red mafiosa dedicada a la importación de vehículos cortados, partes y con el guía a la derecha, lo que se ensamblan en el país y se colocan en el mercado.

El descubrimiento se hace mediante inspección de inteligencia llevada a cabo en los puertos del país por oficiales e inspectores de la DGA, quienes retuvieron 166 vehículos que se encontraban en siete establecimientos diferentes.

A los propietarios de esos negocios se les otorgó un plazo de 24 horas laborables para que demuestren que las piezas y los carros comprados como desechos en Japón y otros países, entraron al país con documentaciones legales conforme a las leyes aduanales y de comercio de la República Dominicana.

El desmantelamiento de la mafia y el decomiso de los vehículos cortados y reensamblados, fue logrado gracias a una efectiva labor de los organismos de inteligencia, operativos y de fiscalización de la Dirección General de Aduanas.

En la acción legal intervinieron ejecutivos de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), en lo concerniente al intercambio de información.

Los trabajos de alteración, unión de estructuras, piezas y chasis para convertirlos en vehículos cuya seguridad está comprometida, se realizaban en talleres ubicados en los barrios de Villa Juana, Villas Agrícolas, La Fe, Cristo Rey y otros de la zona norte del Distrito Nacional, bajo la dirección de técnicos peruanos y dominicanos especializados en este tipo de operaciones.

Los carros son vendidos a personas que ignoran que son solo piezas traídas al país y sometidas a un proceso de soldadura y reensamble clandestino, que a la postre pone en peligro la vida de quienes los usan y circulan por las vías del país.

La aduana informó que los operativos de la DGA se desarrollaron con equipos integrados por el Departamento de Auditoría de la DGA, la Supervisoría de Seguridad Militar, el Cuerpo de Celadores y apoyo de la Policía Nacional, con la presencia del Ministerio Público y fueron realizados en los sectores mencionados, donde funcionaban los talleres de manera clandestina.