Al menos nueve muertos en un tiroteo en Alemania

0
37

HANAU, Alemania (AP).-Un alemán de 43 años disparó y mató a nueve personas en varios puntos de un suburbio de Fráncfort durante la noche en ataques que parecen haber estado motivados por ideología ultraderechista, dijeron las autoridades el jueves.

El agresor atacó primero un salón de narguile en el centro de Hanau a alrededor de las 22:00 horas del miércoles, donde mató a varias personas antes de dirigirse a otro, a unos 2,5 kilómetros (1,5 millas) hacia el oeste, donde volvió a abrir fuego causando más víctimas.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, dijo que aunque las circunstancias del ataque deben investigarse a fondo, las balaceras expusieron el “veneno” del racismo en la sociedad alemana y se comprometió a oponerse a quienes buscan dividir al país.

Los salones de narguile son lugares donde la gente se reúne para fumar tabaco de sabores en pipas de agua originarias de Oriente Medio, y al parecer algunos de los fallecidos podrían ser turcos.

Declaraciones de testigos y videos de vigilancia sobre el auto en el que el sospechoso se dio a la fuga llevaron rápidamente a las autoridades hasta su vivienda, ubicada cerca del lugar del segundo ataque, donde se encontraron con el cuerpo de su madre, de cerca de 72 años, explicó Peter Beuth, ministro de Interior del estado de Hesse.

Tanto el agresor como su madre presentaban heridas de bala, y el arma estaba en manos del sospechoso, dijo Beuth.

En la vivienda, expertos forenses entraban y salían del inmueble el jueves, y la policía mantenía a los curiosos alejados.

Un cibersitio que se cree que pertenecía al pistolero estaba siendo evaluado, apuntó.

“El análisis inicial del cibersitio del sospechoso indica una motivación xenófoba”, dijo Beuth, añadiendo que sin embargo, no parece que estuviese en el radar de la policía ni de la agencia nacional de inteligencia.

La fiscalía federal asumió las riendas de la investigación de las balaceras, que estaban siendo tratadas como un acto de terrorismo doméstico, señaló el funcionario.

“Esto es un ataque a nuestra sociedad libre y pacífica’, declaró Beuth.

El ataque fue condenado rápida y ampliamente por varias organizaciones, incluyendo el Consejo Central de los Musulmanes, la Confederación de Asociaciones Kurdas de Alemania y el Consejo Central de Judíos.

Merkel prometió que se “hará todo lo posible para investigar las circunstancias de esos terribles asesinatos”.

En un lenguaje más directo de lo habitual, la líder alemana dijo: ‘El racismo es un veneno. El odio es un veneno’.

El ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, apuntó que su consulado en Fráncfort y su embajada en Berlín estaban intentando obtener información sobre lo ocurrido, incluyendo la posibilidad de que algunas de las víctimas fuesen turcas.