Margarita Cedeño llama sociedad a unirse ante ola feminicidios

0
5

 SANTO DOMINGO.- La vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño, llamó este lunes a la sociedad a unir esfuerzos para modificar la cultura machista, la cual, a su entender es la principal causa de la ola de feminicidios en el país.

“La cultura machista es la que está acabando con las mujeres. No nos vamos a cansar hasta que no haya una sola muerte más. No nos vamos a cansar de luchar, de innovar, de acompañarles para librar a la República Dominicana de este cáncer del feminicidio, de este flagelo, de este mal que nos abate a todos y que como sociedad nos entristece, porque la mujer es la vida, la madre, es el ser que da la vida”, manifestó.

 En la presentación del informe Caracterización Niños, Niñas y Adolescentes Huérfanos por Feminicidio y Avances de Respuestas Institucionales, la Vicemandataria explicó que esa iniciativa, que tiene poco más de un año de aplicación, ha permitido que los huérfanos y las familias que les acogen puedan contar con asesoría legal, psicológica y de creación de capacidades o empoderamiento para la libertad económica y la generación de ingresos de las familias acogedoras.

El informe sostiene que unos 332 niños, niñas y adolescentes afectados por feminicidios reciben apoyo emocional, psicológico y socioeducativo mediante el Protocolo de Atención implementado por la Vicepresidencia de la República a través del programa Progresando con Solidaridad (Prosoli) en coordinación con otras entidades oficiales.

El Protocolo trabaja dando seguimiento personalizado a 232 niños, niñas y adolescentes huérfanos, incluyendo a unos 100 que viven en las casas de familias ampliadas, lo que suma un total de 332.

Descripción del apoyo

El informe, que fue presentado en el Salón Verde del Palacio Nacional, por la directora general de Prosoli, Altagracia Suriel, indica que 111 familias extendidas se sumaron a la labor de protección de estos infantes que han perdido a uno de sus progenitores o ambos.

Las familias afectadas reciben las visitas de un equipo liderado por Prosoli, que motiva a cada uno de sus integrantes a participar en diferentes terapias y actividades que forman parte del proceso de recuperación y crecimiento. Los procesos de integración incluyen a familias extendidas o acogedoras de niños, niñas y adolescentes huérfanos por feminicidios, las cuales reciben seguimiento personalizado.

Para la Vicepresidenta, cuando se registra un caso la familia juega un papel importante, y a su juicio, el apoyo que reciben de las instituciones del Estado es el primer paso para una vida diferente y puedan ser personas plenas y emocionalmente estables.

“Como estos niños luego se convierten en adolescentes, en jóvenes y en adultos, imagínense ustedes con todos aquellos traumas que traen de haber vivido situaciones tan duras, tan terribles, difíciles e inimaginables como la pérdida de sus padres o de su madre en esas situaciones. Pues ahí entramos nosotros con el apoyo sicológico, para que el niño o la niña tenga la capacidad de perdonar, de reencontrarse, de recapturar su autoestima, su autoconocimiento de recobrar también el sentido de pertenencia”, puntualizó.