Fiscalía de Perú inicia gestión para interrogar a exapoderado de Odebrecht

0
7

Lima, 2 ene (EFE).- La Fiscalía de Lavado de Activos de Perú iniciará esta semana las gestiones para interrogar al empresario Jorge Barata, exapoderado de la empresa brasileña Odebrecht en el país, informaron hoy medios locales.

El diario El Comercio precisó que fuentes fiscales le informaron de que Barata, quien se encuentra en la ciudad brasileña de Bahía, será requerido en condición de testigo y que la petición ya ha sido enviada al Ministerio Público de Brasil.

El rotativo señaló que la defensa de Barata le informó hace unos días que su patrocinado está dispuesto a dar su testimonio a la fiscalía peruana, ya que existe un acuerdo para que colabore con las investigaciones por el caso de corrupción.

Los fiscales peruanos que han solicitado interrogar a Barata son Germán Juárez y José Domingo Pérez, quienes investigan al expresidente Ollanta Humala (2011-2016) y a la líder opositora Keiko Fujimori por presunto blanqueo de capitales.

Las fuentes señalaron que la coordinación de la diligencia se hará mediante el fiscal brasileño Orlando Martello, del equipo de investigación del caso Lava Jato en Curitiba, quien ya fue el intermediario de los fiscales peruanos que interrogaron en noviembre pasado al empresario Marcelo Odebrecht.

El empresario declaró a los fiscales que “con certeza” su empresa apoyó a políticos peruanos como Keiko Fujimori, Alan García, Alejandro Toledo y Ollanta Humala, y también recibió consultorías del actual presidente Pedro Pablo Kuczynski, según la transcripción del interrogatorio, publicada la semana pasada por el portal de investigación periodística IDL-Reporteros.

Odebrecht remarcó en todo momento que su intermediario en Perú fue Barata y señaló a los fiscales que este tiene conocimiento detallado de las operaciones irregulares de su empresa en el país.

Tras conocerse el testimonio, Fujimori, García y Nadine Heredia, esposa del encarcelado expresidente Humala rechazaron haber recibido aportes de Odebrecht, mientras que legisladores fujimoristas acusaron al fiscal general de Perú, Pablo Sánchez, de haber entregado el audio con las declaraciones a la prensa.

Sánchez negó este fin de semana ser el responsable de la filtración del documento y aseguró que su despacho “no ha tenido ni tiene en su poder” copia del testimonio.

El fujimorismo impulsa una acusación constitucional que busca que Sánchez sea destituido por el Congreso por una supuesta “inacción” en las investigaciones del caso de corrupción Lava Jato.

En Perú, el caso Odebrecht sigue el rastro de los millonarios sobornos que la compañía admitió, ante la Justicia estadounidense, haber pagado a funcionarios a cambio de adjudicarse grandes obras entre 2005 y 2014.

Este período abarca los gobiernos de Alejandro Toledo (2001-2006), con orden de captura por supuestamente haber recibido un soborno de 20 millones de dólares; y Alan García (2006-2011), incluido en las investigaciones por sobornos para la construcción del metro de Lima.

También al régimen de Ollanta Humala (2011-2016), quien ha sido encarcelado junto a su esposa Nadine, mientras se les investiga por la presunta financiación irregular de sus campañas electorales. EFE