Dictan prisión preventiva de un año a Marconi y compartes

0
9

SANTO DOMINGO.-La jueza del Tribunal de Atención Permanente del Distrito Nacional, Yanibel Rivas Méndez, dictó cerca de la medianoche un año de prisión como medida de coerción a cuatro de 12 imputados en el alijo de 1,570 kilos de cocaína decomisados en el buque Kaluba, el pasado 31 diciembre de 2017.

Ernesto Bienvenido Guevara Díaz (Maconi), Carlos Julio Cuevas Feliz, propietario del barco; así como Dante Meraldo Medina y su hijo Dante Wilfredo Medina Ozuna (Dantico), fueron enviados a la Cárcel Pública de San Pedro de Macorís.

A la salida del tribunal, Maconi declaró a la prensa que él es inocente y mostró unos registros de varias llamadas telefónicas que supuestamente hizo a la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), cuando se enteró de que su nombre apareció vinculado al caso.

“Los llamé inmediatamente y le dije a ellos (a la DNCD) que soy inocente de eso”, vociferó el acusado mientras era conducido a su celda en la Fiscalía del Distrito Nacional.

Su abogado, Virgilio de León Infante, sostuvo que la decisión del tribunal era una “crónica de una muerte anunciada” ya que ellos no tienen interés de realizar una investigación seria y precisa sobre el decomiso de la droga.

“Ahí se pudo comprobar que el ciudadano Ernesto Bienvenido Guevara Díaz , el 4 de enero, hizo cuatro llamadas a la DNCD tan pronto se enteró de que su nombre estaba vinculado a ese alijo, en una de las llamadas duró 10 minutos poniéndose a su orden”, señaló.

Petición
En horas de la mañana, Francisco Domínguez, otro de los abogados de Maconi, reveló que su cliente pedirá que lo investigue una comisión integrada por el Procurador General de la República, el director de la DEA, la Fiscal del Distrito Nacional y el presidente de la DNCD.

Precisó que Maconi no tiene nada que ver con cerca de 1,570 kilos de cocaína decomisados en el buque, ubicado en el Puerto de San Souci.

Dijo, además, que entre hoy y mañana Maconi remitiría una carta al Procurador General de la República, a la fiscal del Distrito Nacional, al presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas, al director de la DEA, para que sean ellos quienes lo investiguen directamente.