Puigdemont retira candidatura para recuperar presidencia

0
4

BRUSELAS (AP) — El exmandatario catalán prófugo, Carles Puigdemont, dejó caer una bomba política el jueves al anunciar que retirará temporalmente su candidatura para recuperar la presidencia de la región del noreste de España.

En un video publicado desde Bruselas, adonde huyó para escapar de una orden de arresto en España, Puigdemont dijo que se hará a un lado para que el Parlamento de Cataluña pueda encontrar otro candidato que forme un gobierno regional que siga adelante con la campaña de secesión.

Puigdemont encabeza el movimiento de independencia y es el candidato predilecto de la mayoría de los catalanes secesionistas para el gobierno regional. Su huida a Bélgica fue vista por la mayoría de los catalanes como una burla al gobierno nacional, el cual ha bloqueado en repetidas ocasiones los intentos de secesión y ha utilizado a los tribunales y a la policía para someter a los separatistas.

El futuro de Cataluña es incierto desde que los secesionistas obtuvieron una ligera mayoría en el Parlamento de Cataluña, en los comicios regionales de diciembre.

Los partidos políticos separatistas en el Parlamento insistieron el mismo jueves que Puigdemont es su líder legítimo, a pesar de un fallo emitido por el Tribunal Constitucional de España sobre que el exmandatario no puede ocupar el puesto debido a que no se encuentra en España.

Puigdemont sugirió al Parlamento que eligiera a Jordi Sánchez como presidente, quien fue un aliado político en el intento de secesión y se encuentra en una prisión de Madrid mientras una corte prepara cargos formales en su contra.

Sin embargo, el gobierno de España indicó que no permitirá que ninguna persona que enfrente un proceso judicial por secesión se convierta en presidente de Cataluña, por lo que el anuncio de Puigdemont no tuvo un gran efecto en cuanto a aumentar la probabilidad de poner fin al enfrentamiento entre los separatistas y el gobierno central en Madrid.

La disputa de los últimos meses provocó que el gobierno español a tomar las riendas de Cataluña desde Madrid.

La Audiencia Nacional de España pondera posibles cargos de sedición y rebelión para dos docenas de separatistas catalanes, incluido Sánchez, delitos que se castigan con décadas en prisión.