Abogado considera declaración de la Bernstein es parte política de EEUU

0
9

Santo Domingo.-El doctor Juan Miguel Castillo Pantaleón dijo el sábado que las declaraciones de Robin Bernstein, nominada embajadora de Estados Unidos para República Dominicana, durante su entrevista en el Senado, forma parte de la política norteamericana para que este país asuma a los haitianos.

“Esa ha sido la posición oficial de la política gubernamental de los Estados Unidos respecto a la República Dominicana y los hijos de haitianos que reclaman la nacionalidad dominicana, sin tener derecho para ello”.

 Bernstein dijo que de ser embajadora en la República Dominicana trabajará para que se respeten los derechos de aquellos descendientes de haitianos afectados por la sentencia dictada en 2013 por el Tribunal Constitucional.

Pantaleón precisó que esa posición es parte de los errores y desconocimiento de lo que establece el derecho interno de la República Dominicana.

“Está desconociendo que la Constitución de la República no atribuye nacionalidad a los hijos de aquellos extranjeros que no tienen la residencia legal”, indicó.

Manifestó que las declaraciones de la empresaria Bernstein no debe sorprender porque es la repetición de una política que en el fondo persigue que República Dominicana absorba la mayor cantidad de haitianos a los fines de que no emigren a Estados Unidos.

“Esa declaraciones se dieron en una audiencia donde la nominada por el presidente Donald Trumpo fue sometida a interrogatorios y exámenes por parte del Congreso que está conformado por senadores de distintos partidos incluyendo demócratas que en algunos casos son elegidos con el apoyo de grupos negros”.

Entiende que la señora Bernstein procura que la confirmen por lo que trata de hacerse la graciosa y debe decir lo que los senadores quieren escuchar.

Precisó que Bernstein tiene las mismas características de otros embajadores anteriores que fueron designados y confirmados para pagar favores políticos.

“La única condición que la señora Bernstein ha tenido para que el presidente Trump la nomine, es la de ser su vecina y que fue recaudadora de fondos para su campaña, es una persona absolutamente desconocedora de la realidad de la República Dominicana, de su derecho interno y de los más elementales principios del derecho internacional que señalan que el derecho a la nacionalidad y la regulación migratoria son esferas del estricto derecho reservado de los Estados”.

Dijo que un diplomático no puede emitir opinión, porque violenta el derecho internacional, con la intromisión en asuntos internos.