Jefe PN promete parar agresiones a los vehículos

0
7

ANDRES, BOCA CHICA. El director general de la Policía anunció que desde este jueves la institución le declara la “guerra” a los delincuentes agresores de vehículos en la autopista Las Américas, a los calibradores y echa carreras de motocicletas y a los puntos de drogas en Andrés y Boca Chica.
El mayor general Ney Aldrin Bautista Almonte dispuso de inmediato un aumento del patrullaje en la autopista Las Américas, el incremento del número de miembros de la institución en todos los destacamentos policiales de la zona y la entrega de más motocicletas, especialmente a las dotaciones de Andrés y Boca Chica.
Sin embargo, el director policial dijo que para la institución poder enfrentar con éxito las acciones delincuenciales, necesita de la colaboración de la ciudadanía, sobre todo evitar que más hogares se vean enlutados por la pérdida de seres queridos arrollados por calibradores de motocicletas e individuos que echan carreras.
“Desde ya, declaramos la guerra a esos desaprensivos que agreden vehículos y a los motoristas que echan carreras en la autopista de Las Américas y otras vías de aquí, de Boca Chica, provocando hechos lamentables”, expresó el mayor general Bautista Almonte, tras sostener ayer un encuentro con representativos de ese municipio.
El director policial dijo que la institución está dando el todo por el todo para enfrentar y disminuir las acciones delincuenciales, pero que es necesaria una colaboración más firme por parte de los munícipes, no solo de Boca Chica, sino de todas partes del país.
“Estamos instruyendo a todos los oficiales superiores asignados en toda esta zona, para que aumenten la presencia de más agentes en los diferentes lugares, para cuyos fines estamos aumentado el número de miembros y suministrando más equipos de trabajo”, proclamó el mayor general Bautista Almonte.
El jefe policial dio un plazo de 15 días al director nacional de la Dican para que le ofrezca un informe sobre denuncias hechas por dirigentes comunitarios tanto de Boca Chica, Andrés y La Caleta, sobre la existencia de numerosos puntos de venta de estupefacientes.
En el encuentro con el mayor general Bautista Almonte celebrado en un hotel de la zona, estaban presentes representantes de hoteleros, industriales, comerciantes, organizaciones religiosas y comunitarias, entre otras entidades.