Comisión dice mal tiempo influyó en accidente de avión

0
8

SANTO DOMINGO.- La comisión técnica designada por el Ministerio de Defensa (MIDE) para investigar las causas del accidente aéreo en que murió el capitán de la nave y el copiloto resultó herido, emitió un informe preliminar en el cual indica que la tragedia ocurrió por la combinación de condiciones del tiempo adversas y una falla del procedimiento para alcanzar la altura que permitiera sobrevolar las montañas de la Sierra de Neyba.

Con el Informe Preliminar, señala la comisión, no concluye la investigación que requiere completar otros aspectos, como el informe de los fabricantes, la Empresa Nacional de Aeronáutica (ENAER) de Chile.

El informe preliminar explica que las evidencias recolectadas muestran que la aeronave accidentada “estaba en condiciones aeronavegables” y “todos sus mantenimientos e inspecciones habían sido realizados de forma satisfactoria”. Tampoco se produjo incendio antes ni después del impacto entierra de la nave.

Agrega la comisión que el motor de la nave accidentada será colocado en un banco de prueba para certificar si presento alguna falla durante ese vuelo, y dice que la tripulación mantuvo comunicación efectiva con la torre de control de Puerto Plata y los demás centros de control hasta el momento del impacto, sin reportar condición anormal.

La Comisión Investigadora del Accidente la integran general de brigada Piloto Leonel Muñoz Noboa; coronel Piloto Enmanuel Souffront Tamayo, y el coronel Piloto Héctor Martínez Pérez.

 El accidente del avión Pillan T-35B   matrícula 1803 ocurrió el sábado 4 de agosto pasado en Los Calimetes, Elías Piña, al iniciar el ascenso para pasar sobre las sierras de Neyba y Bahoruco. En el hecho murió el capitán de nave primer teniente piloto Kelvin Villanueva Garay, y resultó herido el segundo teniente piloto Ángel Félix Victoriano, ambos de la Fuerza Aérea de República Dominicana (FARD).

 La aeronave partió del Aeropuerto Internacional de Puerto Plata, donde está la sede del Comando Aéreo Norte de la FARD, para una operación de patrulla fronteriza en la ruta Dajabón-Cabo Rojo (Pedernales)-San Isidro.

Para ese día el informe de la Oficina Nacional de Meteorología indicaba que las condiciones climáticas estaban “influenciadas por una onda tropical localizada sobre la parte central del país”, que se combinaba con una vaguada para generar incrementos de la nubosidad con aguaceros en las regiones noreste, sureste, cordillera central y zona fronteriza.