Arzobispo de Santo Domingo cree Abinader debió consultar antes cerrar iglesias

0
5

SANTO DOMINGO.-El arzobispo de la Arquidiócesis de Santo Domingo, Francisco Ozoria, consideró que el presidente Luis Abinader debió consultar con las iglesias antes de prohibir los oficios religiosos en las iglesias a través del decreto 740-20.

En una circular enviada a todas las parroquias, Ozoria expone que la iglesia ha hecho grandes esfuerzos y sacrificios para evitar el contagio del covid-19 a la población respetando el protocolo implementando por el Ministerio de Salud Pública en las celebraciones, como las suspensiones de grandes actos.

Puso como ejemplo que la Arquidiócesis suspendió la esperada caminata “Un paso por mí Familia” y la antiquísima procesión del Santo Cristo de Los Milagros, en Bayaguana, el pasado 28 de diciembre, mientras la Diócesis de La Altagracia canceló la centenaria peregrinación hacia la Basílica La Altagracia de Higüey, el 21 de este mes de enero.

Sugirió a los sacerdotes que continúen las celebraciones eucarísticas a través de los medios de comunicación, como radio, televisión y redes, sin la presencia de feligreses.

De ese modo, dijo, se celebró en la Catedral Primada de América el día primero de este mes, dedicado a María Madre de Dios, día de la oración por la Paz, y en la Fiesta de Epifanía, Día de los Reyes Magos.

Invita a todas las familias a celebrar en sus hogares momentos de acción de gracias, oración y rezo del Santo Rosario, especialmente en esta época.

Señala que el presidente de le República, mediante el citado decreto, establece nuevas medidas limitando los horarios de actividades comerciales, reuniones y de circulación en todo el territorio.

Acoge estas disposiciones que pueden ayudar a frenar el contagio en el país al tiempo que invita a toda gente a celebrar las fiestas respetando las normas.

“Hubiera sido conveniente una coordinación de las autoridades para la formulación de las normas en torno a las celebraciones, ya que nuestra iglesia Católica ha hecho grandes esfuerzos y sacrificios para evitar el contagio de la población”, subraya el arzobispo de Santo Domingo