Caribeñas vencen a las Guerreras en debut de Niverka Marte

0
14

SANTO DOMINGO. La presencia de Niverka Marte Frica acercó a las Guerreras a lo que pudo ser su primera y, quizás, única victoria del campeonato distrital de voleibol luego de que su equipo cayera en cinco períodos (22-25/25-19/20-25/25-21/15-13) ante las Caribeñas.

Niverka, armadora de la selección nacional, le dio otro giro al conjunto que cerrará, no solo como el conjunto descalificado sino como la representación con peor desempeño en este campeonato torneo de voleibol distrital.

“Estoy feliz con mi equipo”, dijo Marte Frica. “Yo quería jugar”.

Las Gujerreras tienen marca de 0-8 y Caribeñas se ponen con 5-3.

Marte viene de jugar en Perú y está en el país hace un par de semana, debió descansar una semana por la regla que establece la liga y además se tomó otra de vacaciones.

Por primera vez el equipo ofreció resistencia hasta un quinto set, pues siempre han caído por barrida o 3-1.

“Sólo nos hizo falta Prisilla (Rivera) en la cancha. Ese es un ‘plus’ que ella le pone al equipo”, dijo.

Mientras era entrevistada, el mánager de las Caribeñas cruzó a su lado y ella le señaló, “te asustaste” con una clara sonrisa de simpatía.

Pero sea en broma o en serio, Cristian Cruz sintió algo de temor. “Me preocupé”, señaló Cruz. “Estaba preocupado desde antes de comenzar el partido”, dijo y eso tiene una razón y es que “le he temido a los equipos que están descalificados porque suelen hacer daño”.

Cruz aspiraba a ganar el partido por barrida y así buscar que las combinaciones de derrotas de Cristo Rey y Mirador le diera la oportunidad de ganar el título de la serie regular, pero el 3-2 fue una victoria que de paso los deja fuera de esa posibilidad cuando este viernes se juega la última fecha del torneo.

Lisvel Eve Mejía lideró el triunfo de las Caribeñas con 28 puntos, Erasma Moreno 18 y Annerys Valdez nueve. Por Cristo Rey, Dahiana Burgos marcó 18, Jeoselina Rodríguez 17 y con 11 Niverka Marte y Johanna Montero.

Marte sonrió, bloqueó, marcó puntos y demostró el por qué es la armadora titular de la selección nacional. “Mi equipo es alegre”, dijo. “Me hacía falta jugar en República Dominicana y estoy feliz de haber aportado”, agregó.

La armadora espera que el viernes su equipo se lleve el triunfo de la vergüenza. “El viernes si Dios quiera será divertido”, señaló.

Eso sí, sin presión, “cuando entro a la cancha entro a dar lo mejor de mí y así vienen mejores resultados, sino viene mucha presión”