Chavismo enfila baterías contra referéndum

0
22

maduroCaracas, 11 jun (EFE).- El chavismo enfiló baterías contra la posible convocatoria a un revocatorio del mandato del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, al anunciar que demandará “todo el acto” de solicitud de parte de la oposición, mientras el gobernante señaló que de cumplirse los requisitos para el referendo, se daría en 2017.

Un día después de que el Consejo Nacional Electoral diera luz verde a la validación de 1,3 millones de firmas de las más de 1,8 millones consignadas por la alianza Mesa de la Unidad Democrática (MUD), el chavismo arremetió contra la oposición por las 605.727 rúbricas que, según ese ente, “no cumplieron con los criterios requeridos”.

Además, Maduro subrayó que de cumplirse los requisitos, el revocatorio “será el próximo año y punto”, al argumentar que la solicitud debió realizarse el pasado 11 de enero, un día después de que completara la mitad del mandato que inició el 19 de abril de 2013.

En un acto con beneficiados de las viviendas entregadas por el Gobierno, Maduro calificó como “grave” que la oposición haya entregado 600.000 firmas “chimbas” (no válidas).

“Esto acarrea responsabilidad jurídicas, penales, administrativas”, advirtió el jefe de Estado e indicó que “los movimientos nacionales en todas las regiones van a proceder a demandar judicialmente a los proponentes del referéndum por falsificar sus firmas y por este acto jurídico fraudulento”.

“A la carga jurídica, a la carga legal, a la carga constitucional”, añadió el jefe de Estado, quien apuntó que la oposición tenía “30 días para recoger 200.000 firmas bien auditadas”, pero “salieron en seis días (…) como unos locos y de repente presentaron un poco de cajas”.

Maduro señaló que la oposición aseguró haber hecho una auditoría y que eran “impecables todas las firmas que estaban entregando”.

“Tienen doble responsabilidad jurídica, porque ellos pudieron haber presentado esas cajas y quizás su defensa hubiera sido: ‘no es que no las audité porque estaba apurado’, pero ellos no, las entregaron y declararon que eran impecables”, sostuvo.