China aplica otra dosis de vacuna antiCovid-19 a primeros voluntarios

0
7
Beijing, 27 sep (Prensa Latina) China comenzó hoy a administrar otra dosis de su vacuna recombinante contra la Covid-19 a los primeros 108 voluntarios que la recibieron hace seis meses, con el propósito de reforzar aún más la respuesta inmune.

 

Reportes de prensa precisaron que el proceso se realiza tras concluir este fin de semana el período de observación a esas personas para conocer cómo reaccionaron a la primera aplicación del producto, denominado Ad5-nCoV.

Con la segunda dosis quedarán bajo vigilancia durante un año, no estarán en cuarentena, pero sí se les tomará al menos cinco muestras de sangre para medir el nivel de anticuerpos.

La Ad5-nCoV la desarrolló la empresa CanSino Biologics Inc junto a un equipo del Ejército Popular de Liberación, liderado por la experta en bioguerra Chen Wei.

Fue la primera de las 11 vacunas obtenidas en China para combatir la Covid-19, es la única con patente, fue reservada al uso militar durante un año y es una de las cuatro en la fase final de ensayos clínicos.

Aunque no mostró efectos adversos, investigadores indicaron al diario Global Times que con su segunda dosis buscan observar por cuánto tiempo garantiza seguridad e inmunogenicidad en el cuerpo humano.

Según los planes originales, el medicamento está diseñado para administrarse solo una vez y brindar protección durante dos años.

Pero los resultados de la primera y segunda etapa de estudios clínicos arrojaron bajo nivel de anticuerpos neutralizadores.

El viernes un funcionario de la Administración Nacional de Productos Médicos aseguró que el país se esfuerza por sacar al mercado alguna de las 11 vacunas contra la Covid-19 lo antes posible, pero solo si se adhieren a las leyes, los estándares de la seguridad y la eficacia requerida.

Miles de personas dentro y fuera de China participan en las distintas etapas de ensayos de los preparados y hasta ahora las investigaciones fluyen sin arrojar ninguna reacción adversa grave, indican fuentes oficiales.

El estado asiático lleva 42 días consecutivos sin reportar casos autóctonos de contagios con el coronavirus SARS-CoV-2, el causante de la neumonía.