Coronavirus provoca más de 8,000 muertos y 300,000 infectados en Estados Unidos

0
59

WASHINGTON – La pandemia del coronavirus no muestra señales de desaceleración en Estados Unidos, donde la cifra de contagios alcanzó este sábado los 300,000 casos, mientras que las muertes llegaron a los 8,078, según los últimos datos de NBC News.

Nueva York sigue siendo el principal epicentro del brote en el país, con 3,565 fallecimientos a causa del COVID-19 y 113,704 casos.

Los otros estados más afectados por la pandemia son Nueva Jersey, con 34,124 casos y 846 muertes; Washington, con 6,966 casos y 284 muertes; y California, con 12,540 casos y 281 muertes, de acuerdo con las cifras del sábado.

Las muertes por coronavirus en EEUU ya han superado a China, mientras la ciudad de Nueva York sigue enfrentando un incremento diario en el número de casos y fallecimientos, al tiempo que se acondiciona un enorme centro de convenciones y un centro de canchas de tenis para convertirlos en hospitales.

Las autoridades de Nueva York refuerzan e intentan unificar su sistema sanitario a la espera del pico de contagios, que según diferentes estimaciones puede llegar en los próximos días o semanas, informó el gobernador Andrew Cuomo.

“Estamos buscando todos la cima, y aún estamos al otro lado de la montaña. Seguimos subiendo y el número de personas que se hicieron la prueba anoche fue casi récord (…) El total de personas a las que se ha hecho la prueba son unas 200,000 para una población de 19 millones. Nos está ayudando a encontrar los casos positivos”, dijo Cuomo en su actualización diaria de los datos.

En ese sentido, el gobernador instó a que haya una “aceptación social” de que la crisis de la COVID-19 no va a acabar “pronto” y reveló que, de acuerdo a cinco modelos que maneja sobre la curva de contagios en el estado, el “rango está en algún punto entre 7 y 21 días”, un margen “demasiado amplio” para el que anima a “calibrar las expectativas de manera que no nos decepcionemos cada vez que nos levantamos”.

Asimismo, cargó con dureza contra la gestión del gobierno para adquirir respiradores y afirmó que las autoridades están “compitiendo” por los mismos productos “como si fuera eBay” y subiendo el precio, que se sitúa en torno a $25,000 por unidad: “Los 50 estados no deberían competir entre ellos y luego FEMA no debería llegar tarde y competir contra los 50 estados. No hay que ir a Harvard para saber eso”.