Albert Pujols se despide de la pelota dominicana con un cuadrangular

0
9

SANTO DOMINGO.-Si Albert Pujols jugó el viernes su último partido como profesional entonces se aseguró de hacerlo con esa vergüenza deportiva que le ha caracterizado en cada turnos desde que irrumpió en el escenario en 2001. Pero la noche no fue perfecta y los Gigantes, el equipo que lo eligió en el draft en 2002 y nunca lo pudo uniformar, salió por la puerta grande ante el Escogido.

Los nordestanos combinaron dos imparables con un boleto y un descuido en la defensa en el noveno ante un Reyes Moronta perdido para remontar e imponerse 3-2 a los Leones en el Quisqueya y así poner fin a una racha de cinco derrotas en fila.

Un resultado que le permite volver a jugar para 500, ahora con 15-15 e igualaron con el Licey en la tercera posición. El Escogido (14-16) queda en el quinto puesto.

Si Albert Pujols jugó el viernes su último partido como profesional entonces se aseguró de hacerlo con esa vergüenza deportiva que le ha caracterizado en cada turnos desde que irrumpió en el escenario en 2001. Pero la noche no fue perfecta y los Gigantes, el equipo que lo eligió en el draft en 2002 y nunca lo pudo uniformar, salió por la puerta grande ante el Escogido.

Los nordestanos combinaron dos imparables con un boleto y un descuido en la defensa en el noveno ante un Reyes Moronta perdido para remontar e imponerse 3-2 a los Leones en el Quisqueya y así poner fin a una racha de cinco derrotas en fila.

Un resultado que le permite volver a jugar para 500, ahora con 15-15 e igualaron con el Licey en la tercera posición. El Escogido (14-16) queda en el quinto puesto.