Boston Red Sox respira con triunfo sobre Rangers en Texas

0
11

ARLINGTON, Texas — ESPNDportes- Nada como enfrentar a los Texas Rangers para aliviar las penas, aunque sea de manera temporal. En este caso para los Boston Red Sox.

Boston derrotó 7-1 a los Rangers en el Globe Life Field de Arlington el viernes por la noche como un respiro después de sufrir su peor inicio después de los primeros 31 partidos de temporada bajo el mando del manager Alex Cora.

Los bates de Red Sox despegaron con 10 imparables y dos lanzadores frenaron en sólo cuatro hits la ofensiva de los Rangers, incluido el abridor Nick Pivetta, quien pitcheó siete entradas completas con pelota de tres incogibles y una carrera; cuatro ponches y un pasaporte.

Pero eso ha distado de la ser constante para los Red Sox, que durante los cuatro últimos años nunca promediaron 5.1 carreras por partido y nunca menos de 5.4 en temporadas de 162 juegos.

Hasta antes del juego de viernes, Boston promediaba 3.4 anotaciones por partido.

«Los turnos de calidad al principio de temporada fueron horribles», dijo Cora el viernes. «En cuanto a hacer swing a pitcheos en la zona, hay que seguir haciéndolo. Vamos a empezar a sacar las bolas fuera del estadio. Todavía estamos golpeando la pelota con fuerza. Pero hablar con ellos y todo el trabajo que están haciendo, está dando sus resultados. eso es una buena señal».

Los Red Sox llegaron a Arlington con el antepenúltimo promedio de carreras (107) y de jonrones (18) en todo el béisbol; 25 en carreras producidas y 20 en promedio de bateo. Habían ganado sólo cuatro de sus anteriores 13 partidos y uno de siete juegos.

El sábado llegarán al segundo partido de la serie con dos victorias en tres partidos, después de perder cinco en fila y su marca será de 12-20, incluyendo 8-11 en parque ajeno.

Xander Bogaerts produjo dos carreras de igual número de imparables para seguir su idilio con el bate, cuyo promedio es de .347; el mejor en la Liga Americana y el cuarto en las Mayores.

Rafael Devers, Álex Verdugo, Trevor Story, Franchy Cordero y Christian Vázquez produjeron el resto de las anotaciones.

«Fue un partido divertido y necesitamos seguir jugando así», dijo Vázquez. «Jugamos muy bien en Atlanta y necesitamos seguir así, traerlo aquí».

Los batazos sonaron, pero la parte fundamental fue la gema que lanzó el abridor Nick Pivetta durante sus siete innings, que le dieron su primer triunfo el año.

«Siempre habla sobre su timing», dijo el manager Cora. «Estaba afuera en las prácticas primaverales y en sus mecánicas al principio (de temporada). Pero creo que encontró algo en su salida en casa contra Toronto. Ha estado tirando bien la bola».

Pivetta llegó contra los Rangers con efectividad de 3.00 en sus anteriores tres aperturas, después de que había sufrido una efectividad de 10.03 carreras limpias admitidas en sus primeras tres de la temporada.

«Su bola rápida siempre funciona», agregó el manager. «Necesita entender que no se trata siempre de lanzar 97 millas por hora. Puede pitchear y sacar outs».

Pivetta (1-4, 5.08) coincidió en que era un buen paso para tratar de ayudar a su equipo y que la clave era atacar agresivo la zoan de strikes. Más importante, haber completado siete entradas contra unos Rangers (13-18), que tampoco viven su mejor momento con el bate, ni en su defensa.

«Necesitábamos que fuera largo en el partido», dijo Cora.

El manager de los Red Sox advirtió que el sábado en el segundo de la serie tienen que aprovechar el ánimo y el momento para tratar de ganar la serie.

Mandará a la loma al veterano Rich Hill (0-1, 2.86) de una rotación de abridores que es cuarta en Liga Americana en efectividad (3.44) y promedio de bateo rival (2.26). El domingo es muy probable Boston irá con juego de bullpen.

«El objetivo es que abra mañana (sábado)», dijo Cora en referencia a Hill, quien se reintegró a los Red Sox en Texas, después de estar en la lista de lesionados por Covid. «Se siente bien. Así que le dimos un día para que se acomodara, pero confiamos en que será el muchacho mañana».

La única mala noticia para Boston fue que su jardinero Alex Verdugo dejó el partido en el séptimo inning por golpe en el pie derecho. Rayos X resultaron negativos, aunque desconocían el viernes por la noche si estará disponible el sábado.

«Veremos cómo está en la mañana y partiremos de ahí».

Por los Rangers, el pitcher abridor será Glenn Otto (1-0, 3.14).