Curry y Klay acaban con los Timberwolves a base de triples

0
5

MINNESOTA (NBAMANIACS.com).-Una versión vintage de los Warriors dio a los de Kerr su 36ª victoria del curso. Con Stephen Curry y Klay Thompson recuperando el apodo de Splash Brothers y con un descomunal tercer cuarto como cimiento, los de San Francisco se impusieron a los Timberwolves por 124-115, sumando su cuarto triunfo consecutivo. Tras unas semanas complicadas, parece que vuelven a coger ritmo de victorias, aunque la velocidad de crucero que los Suns han impuesto les pondrá difícil recuperar el liderato de la competición.

Una de las causas del complicado momento que ha atravesado Golden State era el mal momento de Curry, que estaba teniendo más problemas que de costumbre para anotar sus tiros, algo a lo que el base ha puesto fin, veremos si de forma permanente o no, esta madrugada. Steph terminó el choque con 29 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias y 3 robos, y firmó un 6/10 en triples que supone su mejor dato de acierto exterior en muchísimo tiempo. Sin ir más lejos, el base no superaba el 50% de acierto en triples desde el 23 de diciembre, y la última vez que anotó 6 tiros desde el perímetro necesitó 16 intentos para ello.

También presumió de acierto Klay Thompson, quien vivió su mejor noche desde su regreso al alcanzar los 23 tantos. El escolta anotó 5 triples, en su caso en 9 intentos, y volvió a conformar una gran pareja exterior con Curry, recordando al dúo que tantas alegrías dio a la franquicia en su momento y que promete hacer lo mismo este año.

«Jugar con Klay es mucho más fácil, porque es un gran anotador que exige mucha atención a la defensa rival» reconoció Steph. «Lo más difícil a veces es jugar de forma sencilla, porque es tentador intentar hacer algo especial en cada posesión, y si entras en esa dinámica pueden venir problemas. No puedo decir que no tengamos cierta tendencia a hacerlo de vez en cuando».

No obstante, no solo fueron los Splash Brothers los que guiaron a los suyos, pues tanto Andrew Wiggins como Jordan Poole, terminaron con 19 tantos cada uno. Entre todos dotaron de puntos a unos Warriors que rompieron el choque con un parcial de 38-20 en el tercer cuarto, momento en que dieron la vuelta a un partido que iban perdiendo al descanso y en el que se hicieron con una ventaja que ya no dejarían escapar pese a los intentos de los Timberwolves.

Estos estuvieron comandados por Karl-Anthony Towns y Anthony Edwards, que sumaron 31 y 27 tantos respectivamente para tratar de mantener con vida a los de Finch hasta el final. Esta vez, sin embargo, no encontraron el apoyo de D’Angelo Russell, que terminó con 8 tantos en un nuevo reencuentro con Golden State que llegó precisamente la noche en que Wiggins, el jugador a cambio del cual fue traspasado, fue anunciado como titular para el All-Star Game.