James y Davis aconsejan a Westbrook en su peor momento en los Lakers

0
27

LOS ANGELES ( NBAMANIACS.com).-Mientras LeBron James, Anthony Davis y Russell Westbrook fraguaban la llegada del tercero a Los Angeles Lakers, quedó claro que lo hacían aceptando sus virtudes y defectos. Y así sigue siendo aunque durante la mayor parte de la temporada solo sobrevivan las sombras. El base atraviesa por un momento especialmente bajo de su aventura californiana, y Frank Vogel ha tenido el cuajo suficiente para relegarle al banquillo en momentos importantes de algunos partidos recientes. Sabiendo el malestar que esto puede ocasionar, LeBron James ejerció de líder para apaciguar a Westbrook.

«Nunca debe dudar de sí mismo. Tuvo un par de tiros claros en los que vaciló, y pone trabaja demasiado en su juego para que eso pase. Le he dicho que me envíe un mensaje más tarde y que deje de dudar en sí mismo» decía James tras la victoria contra los Knicks en la que Russ quedó apartado de los minutos decisivos. Anthony Davis replicó este mensaje de forma similar. «No nos importa que falles, tú solo juega. Lanza los tiros que recibas en ritmo de jugada. Tiene que centrarse en hacer las pequeñas cosas, los intangibles, para que el resto llegue».

Obviamente, los focos también iban a estar en la rueda de prensa del propio Westbrook, que trató de mandar un mensaje conciliador. «Ganamos el partido y eso es todo lo que importa». Aunque su actitud gestual desvelase que no estaba contento con su actuación y la gestión de sus minutos. «He hablado con Frank sobre lo mal que me sienta esto, pero peor me sentaría haber perdido». El base solo anotó un tiro de los diez que intentó para acabar con cinco puntos en su casillero. Aún así, celebraba empezar a sumar partidos con el tridente al completo.

La última vez que Vogel decidió sentar a Westbrook en una situación similar, algunos rumores desvelaban que la gerencia le dio un toque para que no se volviese a repetir. Pero con la temporada cuesta abajo y sin frenos, al técnico quizás no le quede otra para sumar victorias. «Estaba sufriendo una mala noche en ambos lados de la cancha, así que preferí que el balón estuviese en manos de James y reforzar la parcela defensiva con la presencia de Horton-Tucker. Son simples decisiones».