Kuzma prolonga la agonía de los Nets con su primer triple-doble

0
10

ESTADOS UNIDOS (NBAMANIACS.com).-Tras la bomba del mercado de traspasos, a los Nets les ha tocado volver a la que, por ahora, es su realidad. El conjunto neoyorquino sufrió en Washington su décima derrota consecutiva tras caer por 113-112, lo cual supone su peor racha desde la temporada 16-17, en la que cayeron 16 veces seguidas. Con la plantilla todavía en cuadro, los Nets evidenciaron su necesidad de recibir a las nuevas incorporaciones y de recuperar a Kevin Durant, para quien todavía no hay fecha de regreso.

No mucho más enteros estaban los Wizards, que tras los movimientos de la tarde de ayer (y aún sin Bradley Beal) se presentaron en el partido también bastante mermados. No obstante, los capitalinos encontraron los recursos justos para llevarse el triunfo, que estuvo cimentado en el primer triple-doble de la carrera de Kyle Kuzma. El ex de los Lakers terminó el encuentro con 15 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias, y aunque sus porcentajes de tiro fueron mejorables (6/15) fue sin duda fundamental en la victoria local.

«Antes de empezar intentábamos centrarnos en que aún nos quedan 30 partidos por delante» aseguró el ala-pívot. «Todo depende de nosotros y de cómo terminemos la temporada. Podemos seguir hundiéndonos y echando culpas o podemos salir a jugar al 100% y divertirnos sobre la pista».

También fue clave en el triunfo la actuación de Raul Neto, que con 21 puntos firmó su mejor anotación de la temporada y comandó la ofensiva capitalina, mientras que Anthony Gill firmó también su mejor marca personal al llegar a los 15 tantos con un 6/7 en el tiro. De esta forma, la defensa de Brooklyn fue una máquina de convertir a los jugadores rivales en la mejor versión de sí mismos, lo que les terminó costando una nueva derrota que añadir a su lista.

Los 31 puntos de Kyrie Irving y los 27 de Cam Thomas fueron insuficientes para poner fin a la mala racha de los de Nash, que contaron con una opción final para forzar la prórroga pero no pudieron materializarla. Con 113-110 en el marcador y 5 segundos por jugarse, los neoyorquinos pusieron el esférico en manos de Irving, a quien la agresiva marca de los locales obligó a soltar el balón. Este cayó en manos de Thomas, cuyo triple final ni siquiera tocó el aro antes de ser palmeado por Blake Griffin, que con dos puntos redujo distancias sobre la bocina.

Con todo, las declaraciones posteriores se centraron en el reciente traspaso de James Harden a Philadelphia. Irving aseguró que quiere que «James esté en paz y que Ben también lo esté», mientras que Griffin dedicó una indirecta a La Barba: «No puedo hablar por los 76ers, pero nosotros hemos conseguido jugadores que quieren estar aquí y que quieren jugar, y estamos ilusionados por ello».