Los Lakers se aferran a la épica y suman otro triunfo en la prórroga

0
5

SANTO DOMINGO.-Apenas unos días después de sumar una agónica victoria ante Charlotte en la prórroga, los Lakers volvieron a necesitar el tiempo extra para hacerse con un nuevo triunfo, esta vez ante los Heat. El cuadro angelino derrotó a los de Florida por 120-117 en otro final ajustado, demostrando su capacidad para sufrir e imponerse a rivales de notoriedad aun en ausencia de LeBron James.

También se quedaron sin su estrellas los Heat, que perdieron a Jimmy Butler al final del primer cuarto por culpa de una torcedura de tobillo. Esto obligó a otros hombres menos importantes a dar un paso al frente, algo que ocurrió en ambas plantillas, que demostraron entereza y recursos para competir sin sus dos grandes referencias.

En los Lakers, Anthony Davis ejerció de líder en lo deportivo y en lo anímico, capitaneando al equipo en muchos sentidos y sin rehuir la responsabilidad. El ala-pívot, autor de 24 puntos, 13 rebotes y 4 asistencias, no tuvo quizás su actuación más estelar a nivel numérico o de acierto, pero sí aportó ese plus de carácter y determinación que ayudó a los suyos a imponerse en un final tan duro.

Quien sí destacó en lo numérico fue Malik Monk, que con 27 tantos y un 76,9% de acierto en el tiro jugó su mejor partido desde su llegada a los Lakers y fue fundamental tanto en el último cuarto como en la prórroga con numerosas canastas importantes. En un choque algo más gris de Carmelo Anthony, que no fue la máquina anotadora desde el banquillo que ha sido en otras ocasiones, el ex de los Hornets supo ocupar ese papel y dar a los de Vogel un plus que valió el triunfo.

«Ya tuve este rol alguna que otra vez en Charlotte cuando otros compañeros se lesionaron» aseguró. «Tenía que salir a jugar minutos importantes y dedicarme a generar jugadas o hacer otro tipo de cosas que normalmente no me corresponden. Intento trabajar mucho en mi juego, así que me he sentido preparado para este momento».

Russell Westbrook, por su parte, logró un nuevo triple-doble al sumar 25 puntos, 14 asistencias y 12 rebotes, otra redonda actuación que quedó una vez más algo empañada por sus pérdidas (8). Aun así, el base fue capaz de anotar varias canastas importantes en los compases finales del último cuarto, lo que le hizo fundamental para forzar el tiempo extra.

En los Heat, quien ejerció como gran referente fue Bam Adebayo, que con 28 tantos y 10 rebotes sumó un doble-doble al que además añadió 6 robos y 4 asistencias. Tyler Herro, por su parte, le siguió con 27 tras una gran noche en el tiro exterior, aunque no fue capaz de ponerle la guinda al fallar dos triples en los últimos nueve segundos del tiempo extra que podrían haber dado la victoria a los de Spoelstra o forzar una segunda prórroga.

«El segundo fue un tiro muy claro» aseguró el escolta, quien, pese a una mala recepción, tiró con bastante espacio. «Metería nueve de cada diez como esas, pero ha pasado lo que ha pasado y hay que seguir hacia delante».

Kyle Lowry, por su parte, ejerció de director de juego aun en una noche desacertada a nivel de lanzamientos. El base solo pudo anotar 5 de sus 14 intentos, pero aun así terminó con 18 tantos y 11 asistencias en su casillero.