Novak Djokovic podría perderse el Roland Garros y Wimbledon por vacuna

0
13

LONDRES (AP).-Si se viera obligado a elegir, Novak Djokovic dijo que se perdería Roland Garros y Wimbledon, renunciando a la oportunidad de igualar o superar el récord de 21 títulos de Grand Slams de Rafael Nadal, antes de vacunarse contra el COVID-19.

Además, el número uno del mundo sigue dolido por su deportación de Australia el mes pasado por una disputa sobre su estatus de vacunación que ha polarizado a la opinión mundial.

En una entrevista con la televisora británica BBC el martes, el ganador de 20 torneos del Grand Slam, señaló que todavía no se ha vacunado y que está dispuesto a sacrificar títulos por seguir así.

Si fuese necesario, no defender sus cetros en Roland Garros y Wimbledon y perderse otros torneos es “el precio que estoy dispuesto a pagar”, afirmó el tenista serbio de 34 años en unas declaraciones que posiblemente reforzarán su estatus de héroe entre algunos antivacunas.

Djokovic dijo que no está en contra de las vacunas y trató de distanciarse de los activistas: “Nunca he dicho que forme parte de ese movimiento”, afirmó.

Pero apuntó que “todo el mundo tiene derecho a elegir, a actuar o a decir lo que considere apropiado para ellos” y que cree en “la libertad de elegir lo que pones en tu cuerpo. Y, para mi, eso es esencial”.

“Intento estar en sintonía con mi cuerpo todo lo posible”, apuntó, añadiendo que siempre ha sido cuidadoso con todo lo que ingiere. “Basándome en toda la información que recibí, decidí no ponerme la vacuna a día de hoy”.

“Entiendo las consecuencias de mi decisión”, declaró. “Entiendo que al no estar vacunado, hoy en día no puedo viajar a la mayoría de los torneos”.

Preguntado por si estaría dispuesto a perderse el Abierto de Francia en mayo, repitió: “Ese es el precio que estoy dispuesto a pagar”.

Y ante la cuestión de si está listo para no participar en Wimbledon, respondió: “Sí”.

“Porque los principios de decisión sobre mi cuerpo son más importantes que cualquier título o cualquier otra cosa”, apuntó.

Djokovic ha ganado Roland Garros dos veces, incluyendo en 2021, y atesora seis títulos en Wimbledon, entre ellos los de las tres últimas ediciones.

Nadal ganó el Abierto de Australia este año y superó a Djokovic y al suizo Roger Federer por un título. Djokovic fue deportado antes de jugar.

El serbio repasó en detalle toda aquella situación en detalle con la BBC y dejó claro su descontento con cómo se resolvió el conflicto.

“Lo que probablemente la gente no sabe es que no fui deportado de Australia por no estar vacunado, o por infringir una norma o por cometer un error en mi declaración de la visa», contó. “La razón por la que fui deportado de Australia fue porque el ministro de Inmigración empleó su derecho discrecional de cancelar mi visa basándose en su percepción de que podría generar algún sentimiento antivacunas en el país o en la ciudad, con lo que estoy en total desacuerdo”.

La polémica comenzó cuando Djokovic recibió una exención a las estrictas normas de vacunación por parte de dos comités médicos y de Tennis Australia para poder disputar el torneo. Esa dispensa, basada en la evidencia de que había superado el coronavirus recientemente, le permitió aparentemente recibir una visa para entrar al país. Pero a su llegada, las autoridades fronterizas dijeron que la exención no era válida e iniciaron el proceso para deportarlo.

El posterior tira y afloja planteó dudas sobre si Djokovic había recibido un trato especial o fue señalado injustamente por ser una celebridad.