Un estelar Jimmy Butler de 45 puntos pone el 2-0 ante Atlanta

0
13

MIAMI (NBAMANIACS.com).-Atlanta estuvo bastante mejor que en el primer partido, pero cuando un jugador como Jimmy Butler tiene una noche así, poco puedes hacer. La estrella de Miami estuvo imparable durante todo el encuentro para irse hasta los 45 puntos, récord personal en playoffs que sirve además para que los de Florida pongan en los 2-0 en la eliminatoria.

Lo cierto es que a los Heat no les sobró nada de lo que hizo Butler. En un choque igualado, a falta de tres minutos Miami dominaba por solo tres puntos. Fue entonces cuando el alero se encargó de firmar un parcial de 7-0 con el que dejaba sentenciado el partido hasta el 115-105 final.

«Fue un gran partido de baloncesto de un gran jugador de baloncesto, uno de los mejores jugadores de dos vías que hay en la NBA», explica Kyle Lowry, quien se quedó en nueve puntos.

Con Butler a tal nivel, los Heat no necesitaron que ninguna otra pieza brillase en exceso. Solo otros tres jugadores estuvieron en dobles dígitos de anotación destacando los 15 puntos de Tyler Herro desde el banquillo y los 14 que sumó Max Strus siendo titular.

McMillan apunta a las pérdidas

Así es. Si bien los de Georgia estuvieron siempre metidos en el partido, el hecho de acumular hasta 19 pérdidas de balón fue un lastre demasiado pesado. Nate McMillan cree que fue ese apartado del juego el que les dejó sin opciones.

«La diferencia en el partido de esta noche fueron las pérdidas de balón. No puedes tener 19 pérdidas de balón en un partido de playoffs y esperar conseguir victorias. Anotaron 21 puntos a partir de nuestras pérdidas de balón. Muchos de ellos llegaron en transición… Pienso que esa fue la diferencia».

Una lectura parecida (pero diferente) hizo Trae Young, quien acabó con 25 puntos y algo molesto con el arbitraje. «Si los árbitros los van a dejar ser tan físicos como están siendo y no señalan faltas, será difícil hacer algo de todos modos», comenta el base All-Star, quien estuvo acompañado en la faceta ofensiva por los 29 tantos que logró Bogdan Bogdanovic desde el banquillo.