EDUCA dice ADP se equivoca, defiende proceso escogencia actuales directores regionales

0
58

Santo Domingo,– El Presidente de EDUCA, Samuel A. Conde, consideró desacertadas las declaraciones de la presidente de la ADP quien calificó al proceso competitivo que concluyó con la selección de los actuales 18 directores regionales y 122 directores distritales como “ilegítimo”.

El líder empresarial precisó que esta fue una convocatoria sin restricciones y que había más de 54.000 docentes con posibilidades de aplicar a la prueba, y que fue por un desacertado consejo de la ADP que solamente poco más de 2.500 finalmente se postularon.

Argumentó que quienes participaron del proceso competitivo se sometieron a procesos eliminatorios sucesivos y rigurosos que incluyó: la evaluación de sus hojas de vida, una prueba psicométrica, un test de razonamiento lógico, una prueba de competencias y aptitudes, simulación de resolución de casos de gestión y entrevista personal.

Para cada cargo, el comité de selección elevó al ministro de turno una terna sin identificar puntajes a partir de la cual este decidió. Decisión que le compete al Ministro de Educación, conforme a los establecido en los artículos 109 y 115 de la Ley de Educación 66’97 aún vigente.

Asimismo, Conde indicó que EDUCA formó parte del comité de selección junto a la vicepresidencia ejecutiva del CES y representante del Ministerio de Administración Pública, y, por tanto, puede dar fe de lo legítimo, diáfano, riguroso y profesional del proceso llevado a cabo.

A través de este proceso llegaron al sistema educativo ciudadanos dominicanos competentes, comprometidos con la labor y que han sido evaluados recientemente. Evaluación que está en poder del Ministerio de Educación a partir del Instituto Dominicano de Evaluación e Investigación de la Calidad Educativa (IDEICE).

Este es un momento complejo. Estamos a las puertas de uno de los años escolares más difíciles de la historia dominicana. Se necesita que todos los actores estén enfocados en lo verdaderamente importante.

Todos, en unión, debemos asegurar que ni un solo niño, niña o adolescente deje la escuela por efecto de la pandemia, y que al mismo tiempo ejerzan su derecho pleno a aprender.