El alcalde de Bogotá condena violencia tras triunfo de Colombia

0
7

BOGOTÁ (AP).-El alcalde bogotano Enrique Peñalosa condenó el lunes las acciones violentas de los aficionados tras el triunfo por 3-0 del combinado nacional ante Polonia en el Mundial de Rusia, pero por el momento no contempla decretar ley seca.

Las autoridades hallaron el cadáver de un hombre en una calle de Bosa _populosa zona del suroeste de Bogotá_ y tratan de determinar si murió en un incidente relacionado con la celebración.

“Es una vergüenza que en el mundo entero dicen: Colombia ganó, y allá como son salvajes se matan y se hieren y terminan los policías heridos”, declaró Peñalosa a los medios.

Se reportaron siete agentes lesionados _ninguno de gravedad_ cuando trataron de controlar las riñas originadas por fanáticos que lanzaron harina a otros hinchas. Las alcaldías han insistido a los aficionados que se abstengan de arrojar harina, espuma y agua. El Código de Policía no lo permite.

“Nosotros (la alcaldía de Bogotá) no vamos a poner ley seca ni restricciones de ningún tipo, e invito a los aficionados a comportarse correctamente”, subrayó Peñalosa, al tiempo que consideró que la época del Mundial no es buena para emborracharse.

Muchas de las acciones violentas las generan personas que han ingerido bebidas alcohólicas.

Por otra parte, Bucaramanga _capital del departamento de Santander_ fue afectada entre el domingo y la madrugada del lunes por 560 altercados con un total de 10 heridos y el asesinato de un hombre de 28 años con arma blanca, según las autoridades. El comandante de la policía de Bucaramanga, general Manuel Vásquez, indicó el lunes que no se ha establecido si el abogado Diego Amaya es esa persona que murió apuñalada en un incidente durante los festejos.

Barranquilla, capital del departamento del Atlántico, fue escenario de 350 peleas entre fanáticos, y un policía salió herido con un puñal cuando intentó mediar en una acalorada discusión.

El estadio Roberto Meléndez de esta ciudad es la sede de Colombia en los partidos como local por las eliminatorias mundialistas de Sudamérica.

Por su parte, la policía de Cali _capital del departamento del Valle_ indicó que se registraron 1.500 riñas allí.

Durante la Copa del Mundo de Brasil en 2014 también hubo desórdenes de diversa magnitud y en algunos casos con detenidos, heridos y muertos. En ese momento rigió transitoriamente la ley seca en Bogotá y varias ciudades.

El plantel de José Pekerman integra el Grupo H y figura con tres puntos, a uno de Japón y Senegal. Jugará frente a ese equipo africano Samara el jueves y si gana avanzará a octavos de final.