El asesinato de cuatro adolescentes conmueve a la sociedad en Haití

0
64

Puerto Príncipe, 25 nov.- El asesinato de cuatro adolescentes conmovió de nuevo a la sociedad en Haití, marcada por el recrudecimiento de la violencia y del clima de inseguridad, principalmente en su capital.

Los cuerpos inertes de los menores fueron hallados de bruces en la avenida Bonne Foi del centro de Puerto Príncipe, con múltiples marcas de disparos.

Respondían a los nombres de Jean Roody, Fedner Destiné, Jeffson Damien, confirmaron este martes sus familiares en una radio local. Aún se desconoce la identidad de la cuarta víctima, ni los motivos del crimen.

El caso se suma a la ya larga lista de secuestros y asesinatos perpetrados en Haití en los últimos meses, contra individuos de todas las clases sociales, y sin que las autoridades puedan responder efectivamente.

El más reciente fue el de la también estudiante Evelyne Sincere, cuyo cadáver fue encontrado semidesnudo, golpeado y con signos de violación en un vertedero de esta capital. Los secuestradores pidieron unos 100 mil dólares por regresarla con vida, sin embargo, la familia solo pudo reunir 15 mil gourdes (poco más de 230 dólares).

También a finales de agosto individuos ultimaron a tiros a Moneferrier Dorval, presidente del Colegio de Abogados en esta capital y uno de los letrados más respetables del país. Durante el mismo mes murieron, además, un reconocido empresario y un periodista.

En este contexto, el presidente Jovenel Moise instaló a León Charles como nuevo director de la Policía, quien prometió restaurar la paz y controlar a las bandas armadas que crecieron en número en los últimos años.

Sin embargo, durante su primera semana en el cargo Charles ya enfrentó una multitudinaria manifestación de la oposición, protestas violentas de una facción policial y ahora el asesinato de los cuatro adolescentes.

Para completar el panorama, abogados de la oposición presentaron la víspera una demanda contra el directivo al que acusaron de «asesinato, intento de asesinato, asociación delictiva y violación de los derechos humanos», por su gestión de las manifestaciones.