El bachatero Romeo Santos y el sol de México Luis Miguel superan en ingresos a todos los reguetoneros

0
50

Aunque la música urbana es la banda sonora de buena parte del mundo, son el bachatero Romeo Santos y el rey de la música mexicana Luis Miguel los artistas que más dinero ganaron cantando en español en 2018 gracias a sus giras y presentaciones en vivo, dijeron este miércoles expertos a Efe.

La organización Billboard difundió hace poco una lista en la que destaca Santos como único latino de los que mas ganaron en 2018, mientras que la empresa Pollstar, líder en medición de giras musicales, pone a Luis Miguel como el que más recaudó en el ámbito latino.

“No me sorprenden para nada estas cifras”, dijo a Efe Bruno del Granado, encargado del ala latina de Creative Artist Agency, una de las agencias de representación artística y deportiva más grande del mundo.

“La actual distribución de ingresos en la industria de la música concentra la mayor cantidad de ganancias de los artistas en las giras y presentaciones en vivo y ambos son unos gigantes sobre el escenario”, explicó.

Según Billboard, Santos ocupa el puesto 30 en la lista de artistas que más dinero ganaron en Estados Unidos en 2018, y es el único que hace música en español en una tabla en la que Jennifer López figura en la posición 33 y donde están Beyoncé, Jay Z, Drake, Ed Sheeran, Justin Timberlake, Elton John, Bruno Mars, Pink y las bandas U2 y The Rolling Stones, todos ellos de gira el año pasado.

Por su parte, la empresa Pollstar, líder en medición de giras musicales, determinó que el rey latino de ingresos por presentaciones en vivo en 2018 fue el mexicano Luis Miguel, quien el año pasado realizó 66 conciertos en 46 ciudades.

“Es una tendencia que venimos viendo desde hace muchos años”, indicó Del Granado. “Es una consecuencia de la caída de los ingresos de los artistas y las casas discográficas a partir de la digitalización de la música hace casi dos décadas”, agregó.

Los números hablan por sí solos: De los 14,8 millones de dólares que ganó Romeo Santos en 2018, más de 12 provinieron de su “Golden Tour” y que incluyó más de 40 conciertos en Estados Unidos, entre los que se destacó sus presentaciones en Nueva York, su ciudad natal.

Los tres espectáculos que Santos dio en el Madison Square Garden de la ciudad de los rascacielos agotaron las localidades, con una media de 43.000 personas cada noche.

Por su parte, Luis Miguel, el llamado “Sol de México”, amasó 4,8 millones de dólares en cinco conciertos que el año pasado ofreció en el Auditorio General de la Ciudad de México, cifra que lo ubica, según Pollstar, entre los 200 conciertos musicales más exitosos del mundo.

¿Y los reguetoneros? Según Pollstar, solo Ozuna, Maluma y Bad Bunny lograron ingresar en la lista de las 100 giras más exitosas de 2018, en los lugares 86, 87 y 94 respectivamente.

Los dos primeros realizaron menos de 30 conciertos, en el caso de Ozuna con entradas a precio promedio de 75 dólares, mientras que Maluma cobró por billete un promedio de 84 dólares. Bad Bunny brindó 43 recitales, pero sus entradas eran más baratas, a 69,7 dólares promedio.

Los tres además se presentaron por lo general en recintos más pequeños que Luis Miguel y Romeo Santos, pero además estos dos artistas atrajeron a nuevos públicos.

“Nuestra meta con Romeo era establecerlo como uno de los principales artistas latinos entre el público de los millennials”, explicó a Billboard Omar Al-Joulani, vicepresidente de giras de la organización Live Nation, encargada del tour.

“Aunque trabajamos con la prensa latina tradicional hicimos mucho mercadeo digital y tratamos de llegar a una audiencia más joven”, agregó.

Hans Schafer, jefe de mercado latino de Live Nation, agregó que Santos “tiene una buena mezcla de generaciones en su público base y lo puedes ver cuando él se dirige a la audiencia cantando en español, pero hablando en inglés. Así es como sus fans (en Estados Unidos) viven, hablan inglés, pero se conectan con sus raíces a través de su música”.

Esto permitió que la empresa equiparará el tour de Santos con el de estrellas como Ed Sheeran o la banda Twenty-One Pilots, con una entrada media de 100 dólares y que, obviamente, se reflejó en sus ingresos totales.

“No se trata del dinero, sino de llevar mi género alrededor del mundo en distintos escenarios. Que después de dos décadas sea el único hombre latino en esta lista junto a JLO me llena de mucha satisfacción. ¡Que viva la bachata!”, expresó el artista tras conocerse la lista.

Para Del Granado, Luis Miguel se benefició de la popularidad que alcanzó la primera temporada de la serie sobre su vida, transmitida en Estados Unidos por la cadena Telemundo y en el resto del mundo por Netflix.

El precio promedio de una entrada a los shows de Luis Miguel en 2018 fue de 106 dólares.

“La locura que se generó con ‘Luis Miguel la serie’ volvió a poner de moda su música y generó mucha curiosidad sobre él entre la audiencia más joven”, indicó el especialista en el mercado musical latino, que trabaja con los tours de grandes como Enrique Iglesias, Ricky Martin, Santana, Gloria Estefan y Luis Fonsi, entre otros. EFE