El Licey recibe dos derrotas en menos de seis horas

0
3

SANTO DOMINGO. En cinco horas el Escogido se apuntó dos victorias a manos de un Licey herido, incapaz de anotar y que llega a la pausa en el sótano, con una cadena de cinco derrotas.

Fue el cuarto triunfo al hilo para los rojos (4-4), en tanto que los azules (1-6) cayeron por quinta vez en fila. Unos Tigres que solo han anotado cuatro carreras en los últimos cuatro encuentros y 39 entradas.

A primera hora, los eternos rivales reanudaron el partido detenido el domingo 14 por lluvia y los escarlatas no desaprovecharon el primer hueco que encontraron para hacer el daño suficiente y ganar.

Con el controversial uniforme que dice Capital en el pecho, el de visitante, en la apertura del noveno, Jack Mayfield pegó sencillo al jardín derecho y César Puello bateó doble al izquierdo productor para romper el cero ante Jairo Asencio, que luego realizó dos lanzamientos salvajes que permitieron a Puello avanzar a la tercera y anotar para el 2-0.

Concluido el partido, ganado por Diógenes Almengo (1-0), revés para Asencio (0-1) y el rescate para José Cisnero (1), el público salió del Quisqueya, ambas novenas se fueron al camerino, se cambiaron de uniformes y 25 minutos más tardes regresaron al terreno, con los melenudos como dueños de la casa.

El derecho texano Jake Thompson limitó a dos inofensivos hits a los bates azules en cinco entradas de siete ponches, Willi Castro pegó un triple remolcador y Mayfield volvió a ser oportuno para el triunfo 2-1.

En la segunda entrada, Mayfield pegó doblete y anotó al aprovechar un elevado de sacrificio de Diory Hernández al jardín izquierdo que Pablo Reyes lanzó mal a la tercera base.

En el sexto, Rafael Ynoa disparó batazo de dos bases y anotó con el triple de Castro. Los azules llenaron las bases en el noveno.

Con un out, Juan Francisco sacó rodado fuerte por el campo corto que Castro no pudo manejar, Rymer Liriano y Engel Beltré pegaron de hit por el izquierdo y Yermín Mercedes sacó elevado de sacrificio productor. Pero Henry Martínez dominó a Anderson Hernández con rodado por segunda para terminar el partido.

Ganó Thompson (1-0), perdió Tommy Milone (0-1) y salvó Martínez (1). El Licey, que se vio limitado a cuatro hits y cometió tres pifias, dejó siete hombres en bases y se fue de 7-1 con corredores en posición de anotar.