El pasado año 116 niños fueron adoptados lo que constituye la mayor cantidad que se haya registrado

0
16

Santo Domingo,- En el año que lleva al frente del Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia, la licenciada Kenia Lora ha logrado, con la Junta Central Electoral, reducir de ocho a nueve meses los trámites que se requieren para que las familias que califiquen puedan adoptar a un menor de edad.

“El año pasado nosotros cerramos, históricamente, con 116 casos, más o menos de adopciones, y este año ya vamos como por 60 casos, que lo hemos logrado nombrando más personal en el departamento de Adopciones y Jurídica, porque mientras más trabajadores tienen, más se agilizan los procesos y los casos“, reveló.

Recordó que la ley obliga al CONANI a buscar primero un familiar de eso niños, y si no aparece ese pariente que lo reclame, entonces inicia el proceso de adopción.

“Pero la mayoría de esos niños que dejan abandonados, no cuentan con registros, entonces ahí es que el departamento de Adopciones, que le recuerdo a la ciudadanía que es un proceso gratuito, entra hacer la labor de registro, de acta, de declaración y todo eso conlleva un tiempo“, detalló.

Recomendó a los padres que ya tomaron la decisión de adoptar que los rangos de preferencias lo expandan un poco más porque se tardan, muchas veces, porque los padres quieren un barón pero que se parezca a su mamá, vale decir a la futura madre y al futuro padre.

También quienes quieren adoptar un niño,  tienen preferencia por el tema de edad, sexo o nacionalidad, por lo que la directora del CONANI le recordó que cuando una pareja van a concebir lo que quiere es que la criatura nazca con salud, por lo que la adopción es igual que concebir un hijo debido a que se ama igual.

Kenia Lora recomendó además, que se animen adoptar niños un poco más grandes que oscilen entre los 6 a 8 años porque son los que menos oportunidades tienen, ya que la gente se decide por los bebés, pero subraya que no hay mayor felicidad que pasar el tiempo con un niño que va a recibir y dar amor.