Embiid gana el duelo a Antetokounmpo

0
9

Filadelfia (EFE).- El pívot camerunés Joel Embiid, con un doble-doble de 31 puntos y 11 rebotes, lideró el ataque de los Sixers, que se impusieron por 121-109 a los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo en el primer partido del Día de Navidad jugado en Filadelfia en 31 años.

Embiid, que también jugó una gran defensa, se convirtió en el segundo jugador en la historia de la NBA que consigue un doble-doble de más de 30 puntos y 10 rebotes en un partido de Navidad desde que lo logró Wilt Chamberlain.

Junto a Embiid, que anotó 11 de 21 tiros de campo, con 3 de 6 triples, y estuvo perfecto desde la línea de personal (6-6), otros cinco jugadores de los Sixers, incluidos cuatro titulares, acabaron el partido con números de dos dígitos.

Embiid tuvo el séptimo partido esta temporada en la que consiguió al menos 30 puntos y 10 rebotes con 20 tantos anotados al concluir la primera parte.

El alero Tobias Harris también fue decisivo en el ataque de los Sixers al conseguir 22 puntos, incluidos 5 de 7 triples, y capturó cuatro rebotes y repartió dos asistencias.

Mientras que el base australiano Ben Simmons y el ala-pívot dominicano Al Horford lograron sendos dobles-dobles que hicieron posible el dominio y victoria de los Sixers (23-10), la tercera consecutiva.

Simmons volvió a ser el líder que dirigió el juego de los Sixers al aportar 15 puntos, 14 asistencias, capturó siete rebotes, recuperó tres balones, perdió otros dos y puso dos tapones.

Horford, aunque no tuvo su mejor inspiración encestadora, hizo una gran labor defensiva en los 33 minutos que disputó y acabó con 11 tantos (3-12, 3-7, 2-2), 10 rebotes -ocho defensivos-, repartió cinco asistencias, recuperó un balón y puso un tapón.

El escolta-alero titular Josh Richardson con 18 puntos fue el tercer máximo titular de los Sixers y el alero turco, el reserva Furkan Forkmaz surgió como el sexto jugador de los Sixers al conseguir 16 puntos, incluidos cuatro tiples de cinco intentos.

Forkmaz también realizó una gran defensa al recuperar tres balones, capturó dos rebotes y puso un tapón, que lo dejaron como factor sorpresa ganador.

El ataque de los Sixers con 21 triples de 44 intentos establecieron la mejor marca de la temporada en ese apartado estadísticos y rompieron desde el inicio del partido a la defensa de los Bucks, que esta vez no pudieron hacer valer su condición de equipo líder de la NBA (27-5).

Aunque los Bucks intentaron la remontada en la recta final del partido, Harris y Horford con dos triples consecutivos aseguraron la victoria de los Sixers, que mejoraron a 16-2 su marca en el Wells Fargo Center de Filadelfia.

Middleton con 31 puntos acabó como líder del ataque de los Bucks al anotar 5 de 9 triples, pero sin que pudiesen ser factor ganador del equipo de Milwaukee que estuvo abajo hasta 29 tantos y sólo al comienzo del encuentro logró una ventaja parcial de tres.

Antetokounmpo con un doble-doble de 18 puntos, 14 rebotes -12 defensivos- y siete asistencias fue el segundo máximo encestador de los Bucks, pero sin que tampoco pudiese ser factor ganador.

El Jugador Más Valioso (MVP) de la liga no tuvo su mejor inspiración encestadora al anotar apenas 8 de 27 tiros de campo, falló los siete intentos de triple y acertó 2 de 4 desde la línea de personal.

Antetokounmpo tampoco tuvo su mejor control de las emociones y ante la frustración del juego que estaba realizando y el gran marcaje a que fue sometido por la defensa de los Sixers, en el cuarto periodo, recibió una falta técnica por reclamar a los árbitros que no habían señalado lo que consideró había sido una falta personal

El partido siempre tuvo ambiente de playoffs con los duelos entre Embiid y Antetokounmpo y Simmons con Middleton, que al final siempre fue favorable a los jugadores de los Sixers que consiguieron el ansiado triunfo en el Día de Navidad.

El dominio de Embiid, que se mostró con un auténtica estrella y líder de equipo, permitió a los Sixers tener definido el partido al concluir la primera parte con una ventaja de 21 puntos y marcador parcial de 69-48.

La ventaja mayor que han tenido los Sixers en una mitad de partido en los duelos contra los Bucks bajo la dirección del entrenador Mike Budenholzer.

Embiid anotó 23 puntos en la primera parte e hizo una gran defensa sobre Antetokounmpo al que limitó a cuatro canastas en 14 tiros de campo y lo forzó a tener perdidas de balón.

Mientras que los Sixers anotaron 11 tiros desde fuera del perímetro y hicieron ver a los Bucks como un equipo del montón de la Conferencia Este en lugar de ser uno de los aspirantes al título de liga.