Encuentran vehículo de ancianos asesinados en Gazcue

0
53

SANTO DOMINGO.- La Policía Nacional informó hoy que  fue encontrado en el sector la Piña del municipio Los Alcarrizos, un carro marca Hiunday modelo Acen color blanco, placa A 591853, propiedad de la pareja de ancianos encontrados muertos este martes en la bañera de  un apartamento del sector Gazcue, de esta capital.

Las víctimas  fueron identificadas como la nacional cubana María Del Carmen Revalderia Cordero y el nacional español Carlos Carrera Amil, de 75 y 82 años respectivamente, informó la institución del orden.

Los cuerpos sin vida de los ancianos fueron encontrados próximo a las cinco de la tarde del pasado martes, presentando heridas de arma blanca en cara, cuello, abdomen, escapular izquierdo y heridas por arma blanca en cara y abdomen, respectivamente, informa el parte policial.

Juan Carlos García Revalderia,  quien es sobrino de los occisos, relató a las autoridades policiales que se presentó al apartamento por requerimiento de Silvia Carrera, hija de las víctimas; quien le manifestó vía telefónica que no se podía comunicar con sus padres.

Refiere que al llegar encontró la puerta de hierro abierta y la de madera cerrada pero sin seguro, y al abrirla observó un charco de sangre en la sala, por lo que fue al destacamento de Gazcue a informar a la policía, cuyos agentes encontraron los cuerpos sin vida en la bañera.

El general Ney Almonte Bautista, director central de investigación de la policía, señala que se profundizan las indagaciones para dar con los responsables de este hecho de sangre.

Debido al hecho, miembros del departamento de crímenes contra la persona (homicidios)  realizaron un amplio operativo en diferentes sectores del municipio Los Alcarrizos, donde se encontró abandonado el vehículo.

Francisco Durán Rosario, de 21 años, conserje del residencial donde ocurrió el hecho, y Joel Antonio Mañón (a) El Cacón, son activamente perseguidos por la presunta comisión de los homicidios.

Se le exhorta al conserje y a “El Cacón”,  a que se entreguen por la vía que consideren más pertinente para que respondan por el hecho que se les imputa.