Exadministrador de INAPA, acusado de recibir sobornos de Odebrecht, defiende su riqueza

0
34
Santo Domingo.-El imputado en el caso Odebrecht, Roberto Rodríguez, defendió el crecimiento de su patrimonio a partir de las declaraciones juradas presentadas en los años 2000-2004 y  en 20016 cuando salió electo diputado por El Seibo, por concepto de plusvalía.

Mientras las juezas del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional declararon  bueno y válido el recurso de oposición de la defensa de Roberto Rodríguez y rechazaron declaratoria de nulidad de incorporación de los documentos en sus declaraciones juradas.

En el tribunal, Rodríguez alegó que sus declaraciones juradas tienen todas las documentaciones que avalan sus propiedades.

Al mismo tiempo expresó temor de que estos documentos “no aparezcan”, como dijo ocurrió cuando el Ministerio Público lo acusó de haber hecho depósitos por cien millones de pesos y esto no se demostró.

En cuanto a las declaraciones juradas dijo que cuando las presentó dijo el precio que tenían en ese entonces, pero que el valor de esos inmuebles ha cambiado.

Citó el caso de su casa  que en el 1997 le costó cuatro millones, cuando hizo su última declaración jurada su misma casa la están vendiendo por 15 millones.

“Yo voy a poner los 15 millones que yo creo que vale mi casa”. Indicó que lo mismo sucedió con su oficia en El Millón, en el Distrito Nacional, que le costó 5 millones de pesos con  900 metros cuadrados, a una esquina de la avenida Núñez de Cáceres, y él le puso el precio que a su criterio vale en la actualidad.

Igual dijo que en La Romana obtuvo una casa de oportunidad y cuando va a poner el valor es el que él cree que vale la casa.

“Yo lo que entiendo que todos los documentos de las propiedades que yo he obtenido están en el expediente de la acusación… tengo miedo de que al final no aparezcan los documentos de todas las propiedades que yo he comprado que todas tienen sus documentaciones”, dijo.

No obstante, dijo confiar plenamente en la seriedad y honorabilidad del tribunal.