Expresidente JCE asegura LF no tiene impedimento legal ni constitucional para ser candidato presidencia

0
58

Santo Domingo,- El doctor Roberto Rosario Márquez, quien fue presidente de la Junta Central Electoral, aseguró que ni las leyes de Partidos Políticos y de Régimen Electoral, y mucho menos la Constitución de la República le impiden al doctor Leonel Fernández ser candidato presidencial para los comicios del 2020.

El jurista recordó cuáles son los requisitos que exigen los artículos 22 y 123 del texto sustantivo para que una persona pueda aspirar a dirigir los destinos de la nación, y Fernández Reyna cumple con todos ellos a cabalidad.

“Cuáles son los derechos que tiene el expresidente Fernández, uno de ellos es el de elegir y ser elegido, conforme lo establece el artículo 22 de la Carta Magna, y hasta donde tengo entendido la Presidencia de la República es uno de los cargos que se establece en la Constitución vigente“, remachó el dirigente de La Fuerza del Pueblo.

Aclaró que el artículo 23 de la ley sustantiva establece claramente como se pierden los derechos ciudadanías, y en tal virtud Leonel no está incluido en esos renglones.

Rosario Márquez recordó que ni la ley de ni los reglamentos pueden adicionar un requisito a lo que establece el artículo 123 de la Carta Sustantiva para ser presidente de la República.

Dijo que en cuanto a las leyes de partidos políticos y de Régimen Electoral en sus artículos 49, 134 y 135 respectivamente no se aplican al doctor Leonel Fernández ya que hablan de nominado, y según dichas normas ese término se refiere a personas que ya han ganado una primaria interna en una organización política.

“Entonces si al presidente Fernández se le impide ser candidato es la mejor evidencia de que estamos en un régimen dictatorial que decide quien puede ser candidato y quien no, solamente así se explicaría porque no hay ningún fundamento legal ni constitución que se lo impida“, advirtió Rosario Márquez.

Sostuvo que lo importante es saber si los órganos electorales van actuar como una marioneta del Poder Ejecutivo, aunque él está convencido totalmente que no es así.

En otro orden el dirigente político condenó lo que califica como violación sistemática de los derechos fundamentales por parte del gobierno en contra de la oposición, y puso como ejemplo el caso de la interceptación de llamadas telefónica a los congresistas Rubén Maldonado y Henry Merán, ambos dirigentes de La Fuerza del Pueblo.