Fitch Ratings da visto bueno a emisión de bonos en RD

0
17

SANTO DOMINGO.- Fitch Ratings publicó un reporte interino de evaluación de los niveles de riesgos en la economía dominicana, después de la exitosa emisión de bonos soberanos por US$2,500 millones en enero 2021.

Fitch saluda el hecho de que esta emisión de bonos cubre prácticamente la mitad de las necesidades de financiamiento programadas en la Ley de Presupuesto 2021 (RD$291,528.5 millones entre fuentes internas y externas).

Del mismo modo, Fitch subraya que el déficit en la cuenta corriente se ha reducido ligeramente en el 4º trimestre 2020, gracias al impacto combinado de: remesas a nivel récord que cerraron 2020 en US$8,219 millones, creciendo 16.0% por encima de los US$7,087 millones recibidos en 2019; y, importaciones con sensible descenso (-17.1% vs. 2019) que significaron ahorros por US$3,470 millones en comparación con el año anterior, una mitad de este ahorro gracias al fuerte ahorro en la factura petrolera en torno a US$1,622 millones.

Ahora bien, Fitch recuerda que el colapso del sector turismo por COVID-19 seguirá siendo el mayor riesgo para las cuentas externas y el crecimiento del PIB, advirtiendo que no se puede anticipar recuperación del turismo hasta que las vacunaciones en Estados Unidos y Canadá no alcancen una cobertura más amplia (¿quizás a partir del 2º semestre 2021?).

En cuanto a las proyecciones de los principales indicadores: para el PIB en 2021, Fitch menciona un crecimiento en un rango entre +4.7% (panel de economistas locales consultados por Fitch) y +6.0% (autoridades del Banco Central); para el déficit fiscal, Fitch menciona -7.7% del PIB para 2020 (lo que es significativamente mejor que las proyecciones iniciales arriba de -9.0% del PIB), sin embargo advierte que la meta de -3.0% del PIB para 2021 luce “ambiciosa”, por lo que apuesta a un resultado de -4.8% del PIB debido a las incertidumbres en cuanto a la posibilidad de vender los activos del Estado contemplados en la Ley de Presupuesto 2021.

Finalmente, Fitch entiende que el Estado habrá de re-introducir reformas fiscales importantes para el Presupuesto 2022, sin las cuales le será difícil reducir de manera sostenible los niveles de déficit fiscal a partir de 2022, lo que añadiría mayor estrés a las posiciones de endeudamiento creciente.

Fitch estima que la ratio Deuda/PIB se habría disparado hasta alcanzar 58.1% al cierre de 2020; sin embargo, las estadísticas que acaba de publicar esta semana la Dirección General de Crédito Público sitúan este mismo saldo en 56.6% del PIB (vs. apenas 40.4% en 2019), equivalente a un stock de deuda por un valor de US$44,519.1 millones, o sea un considerable incremento de US$8,576.6 millones durante este año 2020. De considerar la deuda del Banco Central, la deuda pública consolidada representaría cerca del 70.0% del PIB según Fitch.

En resumidas cuentas, si bien entendemos que la evaluación de Fitch es globalmente positiva, tenemos que señalar que claramente llegó el momento de retomar sin más demoras la agenda de las urgentes reformas estructurales en materia fiscal, laboral, social y hasta institucional: prioridad a la producción nacional, formalización de tantas MIPYMES que navegan las aguas turbias de la informalidad, recuperación de los empleos perdidos por COVID-19, creación del seguro de desempleo,  incrementos paulatinos del salario real a cambio de bajar algunas tasas impositivas, son algunos de los puntos que debemos de llevar a la mesa de negociación de este Pacto.

Mucho más que un Pacto Fiscal, las circunstancias nos invitan a lograr un verdadero Pacto Social y, de este modo, iniciar un nuevo ciclo de expansión de la economía dominicana que cree las condiciones de vida de la República Dominicana en la cual todos soñamos vivir.