Francia avala endurecer las leyes contra la inmigración irregular

0
22

PARIS (AGENCIAS).-El Parlamento francés ha aprobado el proyecto de ley sobre inmigración que busca acelerar la expulsión del país de quienes no tengan derecho al asilo y mejorar las condiciones de acogida e inserción de quienes estén en situación regular.

El texto fue adoptado por 100 votos a favor, 25 en contra y once abstenciones en su lectura definitiva en la Asamblea Nacional, dominada por el partido del presidente, Emmanuel Macron, La República en Marcha (LREM).

Según dijo hoy el ministro del Interior, Gérard Collomb, esta norma “permitirá superar el desafío migratorio sin renunciar a los grandes ideales de la República, preservando el derecho al asilo y acordando nuevas protecciones a los más vulnerables”.

El Gobierno lanzó el “Proyecto de ley en favor de una inmigración controlada y un derecho efectivo al asilo” para acelerar el tratamiento de las demandas de asilo y mejorar las condiciones de acogida, reforzar la lucha contra la inmigración irregular y mejorar la integración de los extranjeros en situación regular.

En 2017, más de 100.000 personas solicitaron asilo en Francia, un 17 % más que 2016, y otras 85.000 fueron rechazadas en la frontera del país, que quiere dotarse de los medios necesarios para alejar, según sus términos, a quienes no reúnen las condiciones para entrar.

Una de sus novedades más destacadas es que la ayuda al transporte y a la estancia de los extranjeros en situación irregular, que constituían el llamado “delito de solidaridad”, ya no estará penada si se demuestra que es desinteresada.

La nueva ley reduce de cuatro meses a tres el plazo para presentar una demanda de asilo, de once a seis meses el margen para tramitar las peticiones y de un mes a dos semanas el previsto para presentar un recurso.