Fuerza del Pueblo pide aumento salarial inaplazable para los trabajadores

0
49

SANTO DOMINGO.-El partido Fuerza del Pueblo demandó este miércoles un aumento salarial inaplazable para los trabajadores debido a la crisis sanitaria y económica que ha deprimido los sueldos y el poder adquisitivo de los dominicanos.

El secretario de Asuntos Laborales de Fuerza del Pueblo, Domingo Jiménez, explicó que el covid-19 ha exacerbado los efectos de diversos fenómenos económicos que impactan severamente la vida de los dominicanos y que esto se confirma al revisar indicadores fundamentales como la inflación, el empleo y la pobreza, los cuales muestran un evidente deterioro que lacera la calidad de vida de los trabajadores.

“La inflación en particular supone un golpe terrible para las familias debido a que, al encarecerse los precios de los productos básicos en momentos en que no se han recuperado los ingresos y los empleos destruidos por la pandemia, sencillamente, coloca a las familias en situaciones de amplia dificultad de acceso a bienes de consumo que reduce la capacidad adquisitiva y aumenta la pobreza y el hambre”, manifestó en rueda de prensa este miércoles el también miembro de la Dirección Política del partido que lidera Leonel Fernández.

Precisó que en la actualidad la tasa de inflación anualizada es de 10.38 %, la más alta prácticamente en una década, y que si se mira hacia el renglón de alimentos y bebidas no alcohólicas, se habla del 12.46 % de acuerdo al Banco Central.

“Esto es más que preocupante cuando sucede en una economía como la dominicana, acostumbrada a bajos niveles de inflación y que, a nivel estructural, es una economía de bajos salarios, ya que el 68 % de los trabajadores formales dominicanos ganan menos de 25 mil pesos mensuales y el 48.6 % tiene salarios por debajo de los 15 mil pesos mensuales. Solamente el 20 % de los trabajadores formales devengan salarios por encima de los 30 mil pesos mensuales”, explicó Domingo Jiménez.

Señaló que esta realidad se expresa crudamente en sectores tan importantes como el turismo, pilar estratégico de la economía nacional, el cual posee un nivel salarial promedio de apenas 16 mil 809 pesos mensuales, casi a la par del sector agrícola el cual es de 16 mil 684 pesos. Asimismo, el salario promedio del sector comercial, que es el que más empleos privados formales aporta, el sueldo es de apenas 23 mil 311 pesos.

“La dramática situación de precariedad que estos salarios imponen a los trabajadores dominicanos se refleja de manera contundente en el costo de la canasta básica promedio nacional, que se sitúa en los 37 mil 293 pesos con 53 centavos. Esta cifra triplica el salario mínimo real de grandes empresas del sector privado que es de 12 mil 331 pesos y ni hablar de los empleados públicos que devengan el salario mínimo, cuya situación es de mayor penuria”, enfatizó el secretario de Asuntos Laborales.

Dijo que por las razones antes expuestas, la Fuerza del Pueblo demanda de manera inmediata que se produzca el inaplazable aumento salarial para los trabajadores dominicanos, ya que el último incremento al salario se realizó en julio del 2019 a pesar de la inflación acumulada que ha reducido significativamente su capacidad adquisitiva, lo que refleja el deterioro del sueldo mínimo real.

“Esto se puede lograr sin poner en peligro la estabilidad de los precios, ya que de los cuatro últimos aumentos del salario mínimo tres fueron de un 14 %, en tanto el más reciente (2019) fue de un 20 %, con estos aumentos la inflación se mantuvo controlada en un dígito, esto así porque dichas alzas salariales se correspondían con el incremento de la productividad de los trabajadores, por tanto, al igual que aquel entonces el aumento de salario en el escenario actual no implica necesariamente elevación de precios, esto lo apuntamos para calmar a los que temen que dicho aumento salarial ocasionaría mayores niveles de inflación”, apuntó Jiménez.

De igual manera, Fuerza del Pueblo hizo un llamado al presidente de la República, Luis Abinader, a propiciar un aumento de los salarios a todos los empleados públicos y retomar los programas sociales para beneficiar a quienes han perdido sus empleos, así como a los chiriperos y madres solteras del país.

“El gobierno debe también cumplir con el pago de las prestaciones laborales a miles de empleados públicos despedidos de sus puestos de trabajo, tal como lo establece el Art. 63 de la Ley 41-08 de Función Pública”, dijo finalmente, Domingo Jiménez, secretario de Asuntos Laborales de FP.