Gianni Paulino pide atraer a longevos al teatro

0
29

gianniSANTO DOMINGO.- La presidenta de la Fundación Manos Arrugadas y productora teatral, Gianni Paulino, invita a los teatristas y actores del país, a atraer a longevos a las salas de teatro con un precio especial.

En comunicación dirigida a directores, productores y actores teatrales del país, Gianni Paulino analiza que destinar un % de sus asientos para las personas que sobrepasan 65 años de edad, a un precio especial, permitir a elevar el número de asistentes a las funciones teatrales que presentamos, fomentar el respeto y valoración a las personas longevas, promover el teatro como actividad  social-cultural y ofrecer un privilegio a los mayores, y ganamos todos.

En las personas longevas, el teatro alimenta  una sana inteligencia emocional, ayuda a identificarse mental y emocionalmente con los personajes en el escenario, le invita a  vivir, entender y percibir una realidad diferente a la propia, por lo que es una ventana de escape y distracción que logra que salgan de sus casas y se conecten con personas de su edad en un ambiente artístico e inspirador, por lo que promueve este plan aplicado  en otros países con excelentes resultados.

Con una experiencia de 5 obras teatrales exitosas en producción y asistencia de público: El Aplauso va por dentro, Brujas, somos todas, La Dama de Negro, Las Preciosas Ridículas, y  TOC TOC, asegura de los beneficios de esta práctica al momento de ganar nuevos públicos para el teatro.

“Si las personas longevas representan el 8% de la población del país y es un público que difícilmente asiste solo  a un evento, nos lleva a pensar que si ofrecemos un precio especial, tendremos un público fijo de longevos en nuestra sala de teatro y el ofrecer  un privilegio en precio de entrada, promovemos el respeto y valoración que deben recibir nuestros ascendientes, ayudamos a erradicar la discriminación a las personas viejas”, comentó la productora teatral en carta personal dirigida a los teatristas del país.

Una obra teatral o un espectáculo transmite una energía vital, con efectos en las emociones y en el cuerpo. Cuando es una comedia el cuerpo libera sustancias como endorfinas, serotonina y dopamina que estimulan el placer y tienen un alto poder analgésico. Mientras que el desahogo que se vive al llorar, es mucho más fuerte que hacer varias horas de ejercicio por las cantidades de adrenalina y nonadrenalina que se liberan.