Gobernador de Nueva York se resiste dimitir mientras crece escándalo acoso

0
4

NUEVA YORK (AGENCIAS).- Seis mujeres, entre las que se incluyen cinco exasistentes, han acusado al gobernador neoyorquino, Andrew Cuomo, de acoso sexual y comportamiento indebido. Unos señalamientos a los que se le suma la investigación de la Fiscalía por haber manipulado las muertes por Covid-19 en residencias de ancianos.

Más de 55 congresistas demócratas pidieron su dimisión, mientras Cuomo niega las acusaciones y se resiste a renunciar.

Se estrecha el cerco contra el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo. La mayoría de congresistas del estado están pidiendo su dimisión. No solo los republicanos, sino también más de la mitad de los demócratas, liderados por la popular Alexandria Ocasio-Cortez.

En un principio solo habían pedido su renuncia los congresistas de la ciudad de Nueva York, pero poco a poco, otros legisladores del estado se están uniendo a una exigencia que resuena, cada vez más, en la esfera política neoyorquina.

La última de las denuncias contra Andrew Cuomo llegó el miércoles, en una publicación del medio local «Albany Times Union», donde se revela que, en diciembre de 2020, en una visita a una asistente para solucionar un problema con su teléfono móvil, el gobernador introdujo sus manos en el interior de la blusa de su colaboradora, de la que no se ha revelado el nombre.

Otra asistente dijo que Cuomo le había preguntado si alguna vez tendría relaciones sexuales con un hombre mayor. Y otra asistente afirmó que el gobernador la besó una vez sin su consentimiento. Hasta el momento, ninguna de las víctimas lo ha denunciado en los juzgados.

Todo comenzó en el pasado diciembre, cuando su exasesora, Lindsey Boylan, publicó en Twitter que Cuomo la había acosado “durante años”. Dos meses después Boylan dio detalles de lo ocurrido y empezaron a conocerse otros testimonios de mujeres que dijeron haber sido acosadas.

Cuomo ha negado las acusaciones y ha dicho que no va a renunciar, acusando de “imprudentes y peligrosas” las peticiones de que dimita. Además, el gobernador ha pedido a sus simpatizantes que esperen a los resultados de la investigación antes de emitir un juicio sobre el caso. «Las mujeres tienen derecho a presentarse y ser escuchadas, y lo animo plenamente. Pero también quiero ser claro: todavía hay que esclarecer la verdad. Yo no hice lo que se alegó, punto”, aseguró Cuomo.