Holi Matos: Improvisación y corrupción encareció reparación hospitales

0
63

Santo Domingo, RD. El comunicador y asesor del poder Ejecutivo, Holi Matos, manifestó que la improvisación y la corrupción de los pasados gobiernos del PLD principalmente del último, encareció la reparación de los hospitales que fueron sometidos a remodelación y reestructuración en algunas provincias del país.

Citó a Wiliam Lan cuando este estableció que una construcción es como una guerra, la que solo se gana si se construye en el tiempo y con el presupuesto que se planteó en su momento.

Indicó que el presupuesto iniciar para la Ciudad de la Salud fue de 6 mil millones de pesos y sin embargo llevan gastado cerca de 12 mil millones y todavía la obra no ha sido concluida, cuando la edificación solo costaría 3,200 millones ya que el presupuesto restante era para equipamiento.

En el caso del Cabray y Báez, el comunicador y político resaltó que en su visita a Santiago, el presidente Abinader dijo que con la inversión que se ha hecho en ese centro asistencial, se hubiesen construido tres hospitales más con las mismas características.

Expresó que después de haber realizado un estudio de suelo para comprobar la factibilidad, le presentaron al país de que el suelo no tenía las condiciones para la construcción de un nuevo Cabral y Báez.

Agregó que hoy ese hospital es un caos, por que continúan los mismos problemas que obligaron a la supuesta remodelación improvisada de las pasadas autoridades.

“Se estaba inventado en los 56 hospitales que fueron elegidos para su adecuación y lo más lamentable de esto es que el costo eran los contribuyentes que lo estaban pagando.

Subrayó que hoy debemos tomar parte del presupuesto para pagar el compromiso y el servicio de la deuda, que se generó por el gran desorden orquestado por Danilo Medina con el único propósito de ampliar la corrupción.

“En vez de proporcionarle salud a la gente el PLD lo que le proporcionaba era dolor de cabeza y para el colmo de los colmo, al frente de dicha construcción  pusieron personas que no tienen el mínimo conocimiento sobre el desarrollo de infraestructura de ese nivel.

“No se prepararon, el costo de las obras para los dominicanos fue desastroso, la improvisación fue el aval de la gestión de los gobiernos pasados”, concluyó Matos.